Luis Enrique: «Estos jugadores invitan a ser optimista y a pensar en cotas superiores»

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El seleccionador español, Luis Enrique Martínez, ha asegurado que lo vivido en la Eurocopa 2020 y la calidad futbolística y humana de sus futbolistas invitan «a ser optimista y a pensar en cotas superiores», y ha recordado el ambiente «muy positivo» que se respiró en la cita, en la que cree que merecieron «más».

«Parece que han pasado 18 años. En el deporte profesional, el presente adquiere notoriedad, pero esto hace ver lo que tuvimos que pasar como selección, todas las experiencias personales desagradables. En el documental veo la fuerza de este grupo de jugadores: los que están, los que no están y los que estarán en un futuro cercano, que invitan a ser optimista y a pensar en cotas superiores. Ojalá podamos ver a la selección en el nivel que queremos o superior», declaró tras la proyección de ‘La fuerza del grupo’, el documental inside de la selección en la Eurocopa 2020.

En este sentido, el técnico asturiano afirmó que el documental de Prime Video «refleja muy bien la sensación» que tenían «desde dentro». «Los resultados, de manera injusta, no fueron los que adaptaban a los méritos que habíamos hecho. El ambiente que se respiraba era tan positivo… No había visto ninguna selección mejor. Lo que consiguió la selección, en términos de merecimiento, debería haber sido más. Seguimos teniendo una selección con esas premisas», expuso.

BUSQUETS: «LO PEOR FUE SENTIRME CULPABLE POR LO QUE PODÍA PASAR»

Por su parte, el capitán de ‘la Roja’, Sergio Busquets, recordó su salida del grupo tras su positivo por coronavirus y su vuelta tras superar la enfermedad. «Yo había sido el primero y podían ser más, pasó el falso positivo de Diego -Llorente-. Lo peor fue sentirme culpable por lo que podía pasar y por lo que estaba en juego. Pasaron los días y todo se tranquilizó, Diego volvió. Me gustó poder volver pese a la incertidumbre», manifestó.

El centrocampista del FC Barcelona también confesó que el de este verano ha sido uno de los mejores grupos con los que ha compartido vestuario. «Tengo la suerte de haber jugado muchas fases finales y haber ganado. Esa experiencia no la viví en ninguna fase final. Era diferente y se notaba», explicó.

Su compañero azulgrana Jordi Alba coincidió con su idea. «Cuando pasó lo de ‘Busi’, lo pasé mal, nos une una gran amistad. Tenía ese miedo de que le podía tocar a cualquiera. Lo más importante es la unión del grupo, y el míster ha hecho un gran trabajo en ese aspecto. No recuerdo un vestuario así, con tanta humanidad; daba igual quién jugara, todos íbamos en la misma dirección», apuntó.

«La unión del grupo hizo que estuviéramos a un paso de la final. Cuando nos fuimos estaba muy orgulloso. La gente, aun sin haber ganado, reconocía nuestro trabajo», concluyó.