Bagnaia gana fácil y Mir se anima en Portimao

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El piloto italiano Francesco Bagnaia se hizo con una victoria cómoda este domingo en el Gran Premio de Algarve, penúltima cita del Mundial, para dar el título del Constructores a Ducati, por delante del español Joan Mir (Suzuki).

Bagnaia se aseguró el subcampeonato del mundo en Portimao, dos semanas después del título de Fabio Quartararo en el GP Emilia-Romaña. La cita portuguesa no tuvo emoción en cabeza: el italiano se marchó desde la pole y abrió hueco hasta una victoria sin oposición.

El de Ducati se desquitó de su caída en Misano y mantuvo lejos a un Mir que no tuvo opción de atacar la cabeza. El campeón del mundo el año pasado pudo al menos subirse al podio para comenzar a dar la vuelta a una temporada complicada pensando en la próxima.

La lucha por cerrar el podio fue lo más emocionante de la carrera, con un gran Álex Márquez (LCR Honda) peleando por su primer podio del curso ante Jack Miller (Ducati). Una bandera roja a dos vueltas del final, por un accidente entre el español Iker Lecuona y el portugués Miguel Oliveira, terminó con las opciones de Márquez.

La carrera quedó suspendida en el momento en el que Miller iba por delante, aunque con el de Cervera pegado a su moto. Por su parte, el flamante campeón del mundo, Quartararo, se fue al suelo y se quedó sin terminar una carrera por primera vez en este Mundial. El español Pol Espargaró (Repsol Honda) terminó sexto por delante de Jorge Martín ( Pramac Racing) y Álex Rins (Suzuki).