El Real Madrid vence en la cancha del Bayern

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El Real Madrid venció (76-80) este viernes al Bayern Múnich en la octava jornada de la Euroliga celebrada en el Audi Dome, donde los blancos mejoraron sus prestaciones a nivel continental lejos de casa pese a complicarse en el segundo tiempo.

Los de Pablo Laso se fueron con buenas sensaciones al descanso pero el Bayern plantó cara hasta un desenlace agónico. Guerschon Yabusele (21 puntos) fue el pilar de un Madrid que se ve en el tren de cabeza que con seis victorias persigue al líder Armani Milan.

El segundo cuarto fue el mejor golpe blanco en el partido (19-30). A los de Laso les faltó acierto exterior de inicio pero Sergio Llull se encargó de despertarlo en ese gran parcial. Por dentro, primero Tavares y después Poirier funcionaron, mientras que Yabusele aportó cada minuto en pista.

Al Bayern le falló la puesta en escena, condicionado por sus atenciones a Tavares y un ataque pobre. El tiempo muerto les despertó para lograr un 11-11 que casi se comió el cuarto inaugural. El Madrid dominó el rebote y así también el ritmo del encuentro.

Al otro lado, a las acciones de Rubit le siguió un Hunter que enseñó a los alemanes la necesidad de arrimar el hombro. El ex del Madrid anotó y reboteó, pero las ‘mandarinas’ de Llull y un gran Poirier bajo aros, con Vukcevic de escudero, abrieron la brecha.

Taylor entró con dos buenas acciones seguidas, Hanga y Heurtel lo mismo, y Abalde cerró el primer tiempo con un canastón para el 32-43. Al Bayern le crecieron los problemas en un momento, con un Madrid coral que sin embargo no tuvo continuidad.

Hilliard pasó a ser el problema del equipo español, además de Rubit y un atasco ofensivo que ya no le abandonó a los blancos. El guion cambió por completo y el Bayern, a base de defensa, dejó un 26-17 en el tercer cuarto. Rudy cortó la sequía en el inicio del último cuarto, pero al cuadro alemán no le tembló el pulso.

Sin Tavares ni Poirier, eliminados por faltas, Yabusele recuperó el mando y Causeur apareció en un par de jugadas clave en los últimos segundos. Con suspense se quedó un triunfo reparador el Madrid (6-2), frenando de paso el Bayern en 3-5, para olvidar la derrota en Kazan y mejorar sus prestaciones lejos de casa.

FICHA TÉCNICA.

–RESULTADO: BAYERN MÚNICH, 76 – REAL MADRID, 80. (32-43, al descanso).

–EQUIPOS.

BAYERN MÚNICH: Walden (10), Obst (-), Lucic (7), Rubit (20) y Thomas (11) –quinteto inicial– Weiler-Babb (-), Hunter (10), Jaramaz (-), Hilliard (16), Dedovic (2).

REAL MADRID: Abalde (9), Hanga (-), Taylor (4), Yabusele (21) y Tavares (7) –quinteto inicial– Llull (10), Heurtel (5), Poirier (9), Causeur (7), Rudy Fernández (5), Vukcevic (3).

–PARCIALES: 13-13, 19-30, 26-17, 18-20.

–ÁRBITROS: Ryzhyk, Majkic y Vyklicky. Eliminados por faltas Poirier y Tavares.

–PABELLÓN: Audi Dome, 4.982 espectadores.