Ancelotti: «Ha sido un partido práctico e inteligente»

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El entrenador del Real Madrid, Carlo Ancelotti, ha celebrado el triunfo conseguido sobre el FC Barcelona en el Camp Nou en un Clásico (1-2) en el que estuvieron «prácticos e inteligentes» para sumar tres puntos de oro que les sitúan líderes en la clasificación, con el Barça 5 puntos por detrás.

«Ha sido un partido práctico. Inteligente. Defensivamente muy bien. Hemos fallado en algunos pases pero hemos sido eficaces a la contra. El equipo tiene calidad y tenemos que disfrutarlo. El partido era difícil, el Barcelona lo ha complicado. Haberlo ganado nos deja contentos», manifestó en rueda de prensa.

Ancelotti, tras esta victoria en el primer Clásico de la temporada, aseguró estar «feliz». «Es el partido más importante. Estamos contentos, pero desafortunadamente son solo tres puntos. No me gusta meterme en el otro equipo, salimos bien y ellos también. No se puede reprochar nada», alegó.

«Miedo siempre tengo. No estaba aterrorizado, pero en la segunda parte el Barcelona ha apretado mucho», reconoció el técnico. «Hemos estamos sólidos en el área. La última situación, después del segundo gol se piensa que se ha acabado el partido y no», avisó a sus jugadores, que acabaron encajando el 1-2 casi al final del partido.

En cuanto al goleador David Alaba, crucial al abrir el marcador en la primera parte, aseguró que tiene calidad suficiente para hacer ese tipo de golpeo. «Habitualmente no está ahí cuando juega de central, pero ese golpeo es una calidad que él tiene. Ha encontrado el espacio y ha finalizado muy bien», festejó.

También cree, tras esta victoria, que están listos para competir por todo en LaLiga y en la ‘Champions’. «Podemos competir contra los mejores. El equipo es muy sólido, tenemos que ser más sólidos un poquito más adelante. Hemos jugado contra un gran equipo que ha jugado un gran partido. Hemos sufrido, pero no perder el control cuando no tenemos el balón es una virtud», argumentó.