Acosta: «No he vivido para otra cosa que para ser campeón»

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El piloto español Pedro Acosta (KTM) ha asegurado que aunque se tienen que dar «muchas cosas» es optimista y va a «soñar» con la posibilidad de proclamarse matemáticamente campeón del mundo de Moto3 en el Gran Premio de Emilia Romaña, y ha reconocido que no ha vivido «para otra cosa» que para ser campeón.

«Se tienen que dar muchas cosas, pero hay que soñar, tocará jugar las cartas. Si lo pierdo, lo pierdo yo, y si lo gano, lo ganaría yo», señaló en una entrevista exclusiva a DAZN. «No he vivido para otra cosa y no creo que me quede contento si no lo consigo. Ahora tienen muchos la presión por si yo gano, pero yo tengo la presión de que el año que viene no lo voy a poder intentar otra vez. Es la primera y la última oportunidad, por lo que hay que arriesgar y darlo todo», continuó.

El murciano puede convertirse este domingo en Misano en el campeón del mundo de motociclismo más joven de la historia, con solo 17 años y 152 días, batiendo el récord que ostenta Loris Capirossi, con 17 años y 165 días. «Eso es cuestión de tiempo. Si se da la situación, tocará arriesgar para ser campeón en Misano, porque así ya correré dos carreras pasándomelo bien y disfrutando otra vez, porque me está costando últimamente en las últimas carreras. Si soy el más joven, bien, y si no, no pasa nada. Tengo que arriesgar. La ventaja está para usarla, si no, ¿para qué está?», afirmó.

El de Mazarrón cuenta con 30 puntos de ventaja, y no contempla perder el título. «Después de todo un año a pico y pala, creo que perder sabría un poco a nada. Mucha gente me ha hablado del ‘Rookie del año’, pero eso a mí no me sabe a nada. Si lo estuviera haciendo mal, sí tendría la excusa de decir ‘mira, he hecho ‘Rookie del año’, ese era mi objetivo’, pero no», subrayó.

«Una vez que estás luchando por un Mundial, da igual que seas ‘Rookie del año’ o que se gane el Campeonato por equipos, da igual todo. Te podría decir ‘no, ya hemos hecho una buena temporada’, pero si no se culmina, nunca llegará a ser una temporada buena», manifestó, y prometió una gran celebración si consigue ser campeón. «Se va a montar muy gorda. Ya da igual dónde se gane. Si se gana en Misano, en Portimao o en Valencia, pero lo celebraremos como Dios manda», finalizó.