Márquez aspira a cruzarse en la pelea final por el título entre Quartararo y Bagnaia

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El piloto francés Fabio Quartararo (Yamaha) tendrá este domingo su primera oportunidad de coronarse como nuevo campeón del mundo de la categoría de MotoGP en el Gran Premio de Emilia-Romaña, decimosexta cita del Mundial de Motociclismo, una opción, más remota, que también tiene el español Pedro Acosta (KTM) en Moto3, mientras que Raúl Fernández (Kalex) busca alargar su gran momento de forma y pugnar por el liderato en Moto2.

A falta de tres carreras para la conclusión de la temporada, todo hace indicar que Quartararo será el nuevo ‘rey’ de la categoría ‘reina’, mientras que Acosta tiene una buena ventaja y debe contener a un lanzado Dennis Foggia (Honda). Ambos pueden proclamarse campeones en el Circuito Marco Simoncelli, pero el objetivo parece más ‘sencillo’ para el de Niza.

El ‘Diablo’ llega a la segunda cita de la temporada en Misano con 52 puntos de ventaja sobre el italiano Francesco Bagnaia (Ducati), el único que le puede inquietar un trono en el que lleva sentado casi toda la temporada y en el que se afianzó tras el Gran Premio de Las Américas.

Quartararo fue segundo en Austin, justo por delante de su rival, que le había apretado con dos victorias en los dos anteriores Grandes Premios para meterle presión, pero ahora prácticamente sólo le vale repetir su victoria en ‘casa’ de hace unas semanas para alargar la emoción a Portugal. El de Yamaha maneja muchas cuentas, pero lo que le asegura el título es la victoria porque en el resto de resultados depende de lo que haga el italiano.

Quartararo, o Bagnaia si remonta de manera épica, pondrán fin al dominio España en MotoGP. Desde 2013, sólo han ganado pilotos españoles, en seis ocasiones por medio de un Marc Márquez (Repsol Honda), dispuesto a ser ‘juez’ en la pelea entre los dos candidatos.

El ocho veces campeón del mundo sigue mostrando síntomas de mejoría y lo demostró en otro trazado afín como el de Austin, donde se impuso con bastante autoridad para lograr su segundo triunfo de la temporada. En los Estados Unidos superó a los aspirantes y ahora intentará ‘robarles’ puntos en un trazado donde fue cuarto en anterior visita.

El catalán ha sido el segundo piloto que más puntos (58) ha sumado en las tres últimas carreras y querrá aprovechar lo que resta de tramo de campeonato, además de para preparar el 2022, para seguir escalando en la general, donde ocupa actualmente la séptima plaza, a 31 puntos del cuarto lugar del australiano Jack Miller (Ducati).

ACOSTA, A CONTENER A FOGGIA, RAÚL FERNÁNDEZ, A ‘CAZAR’ A GARDNER

Por su parte, en la categoría de Moto3 también se puede ‘acabar’ la temporada, aunque en este caso se presenta mucho más complicado, tanto por lo que necesita el líder Pedro Acosta para ‘campeonar’ como por el estado de forma de su principal rival.

El joven piloto de Mazarrón está a tres carreras de coronarse en un campeonato donde tras empezar muy fuerte, se ha mostrado mucho más irregular en la segunda parte, lo que unido a la espectacular reacción de Dennis Foggia va a poner a prueba su madurez con 17 años.

El murciano cuenta aún con 30 puntos de ventaja sobre el italiano, penalizado por no haber puntuado en seis Grandes Premios porque en los diez restantes ha estado siempre en el podio. En Austin, se llevó un segundo puesto en una carrera que no se pudo terminar por dos accidentes, el segundo que pudo haber tenido consecuencias más graves y en el que se vio implicado Acosta, que terminó finalmente octavo.

El español intentará mantener a raya a un Foggia, un piloto curtido en la categoría y que ya se llevó la victoria hace un mes en Misano, pero que todavía debe asumir más riesgos que el líder, que para ser campeón necesita obligatoriamente ganar y que el italiano sea duodécimo o peor.

Finalmente, en la categoría de Moto2, el español Raúl Fernández (Kalex) se presenta en el Marco Simoncelli en un gran momento de forma y dispuesto a crearle más problemas al australiano Remy Gardner (Kalex), que parecía tener controlado el campeonato hasta la eclosión de su compañero de equipo.

El madrileño no se ha rendido pese a la solidez y ventaja del oceánico y ha cumplido con su obligación con tres victorias consecutivas. En las dos primeras, Gardner replicó con segundos puestos, pero en Estados Unidos cometió su primer error y su primer ‘0’ del año, lo que provocó que el ‘bocado’ a la diferencia fuese grande.

Fernández está ahora a tan sólo nueve puntos de su compañero de equipo y después de mucho tiempo tiene incluso la opción de afrontar la próxima carrera en lo más alto de la general, aunque necesita otra exhibición y una nueva ‘ayudad’ del australiano.