Teresa Perales: «Estoy muchísimo mejor de lo que me pasó en Tokio»

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La nadadora española Teresa Perales, Premio Princesa de Asturias de los Deportes 2021, ha asegurado que ya se encuentra «muchísimo mejor» tanto del hombro como del problema físico que sufrió en Tokio y para el que aún no tiene un «diagnóstico clínico», añadiendo que piensa seguir compitiendo hasta que «ya no pueda más».

«De lo que pasó en Tokio me encuentro muchísimo mejor. Todavía sigo sin diagnóstico clínico. Un médico me dijo que pude ser como cuando te duele la cabeza, te hacen una resonancia magnética y sale todo perfecto porque es un problema funcional, no orgánico, y que en mi caso a lo mejor es lo mismo. Estoy muy feliz de estar ya bien», valoró Terales ante la prensa en Oviedo.

La aragonesa fue ingresada en 5 de septiembre en un hospital de Tokio durante la celebración de los Juegos Paralímpicos, en principio a causa de una crisis de ansiedad y estrés que desmintió rotundamente la ganadora de 27 medallas paralímpicas. Finalmente, pudo regresar a España en un avión medicalizado y el próximo viernes estará en la ceremonia de entrega de los Premio Princesa de Asturias.

«Respecto al hombro, parecía imposible que pudiera participar en los Juegos, pero soy muy cabezota y al final el hombro me respondió bastante bien. De hecho, a día de hoy puedo decir que no tengo ningún dolor. Aguantará lo que aguante y al final tendré que pasar por quirófano, pero de momento se mantiene bastante estable», explicó sobre la lesión que a punto estuvo de dejarle sin ir a Tokio.

A sus 45 años, Perales apuntó que sigue «teniendo el objetivo de competir». «Mi cabezonería es la que me llevó a conseguir 27 medallas paralímpicas y a seguir manteniendo la ilusión de seguir compitiendo. Soy consciente de la realidad, de lo que supone ser tan mayor, pero en Tokio conseguí ganar una medalla. Probablemente no me retiraré ganando medallas, lo haré cuando ya no pueda más», dijo.

En cuanto al premio que va a recibir en Oviedo, subrayó que «no era tanto un objetivo como un sueño que se ha hecho realidad». «Después de haber estado nominada en varias ocasiones, poder ser galardonada este año me hace muchísima ilusión. Este año además no sabía que mi candidatura estaba encima de la mesa y fue una absoluta sorpresa, una de las más bonitas de toda mi vida», agradeció.

«Soy mujer, tengo una discapacidad y soy deportista paralímpica, así que se cumplen en mi persona muchos grupos de representación de la población. Me acuerdo de muchas deportistas que no lo han tenido fácil, que durante toda su carrera han tenido que pelear mucho para mantenerse en la alta competición», finalizó.