Rahm pelea hasta el podio en el Open de Morikawa

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El golfista estadounidense Collin Morikawa conquistó este domingo el Abierto Británico, último ‘Grand Slam’ de la temporada, celebrado en el Royal St. George’s, donde el español Jon Rahm peleó hasta el final para ser tercero antes de ponerse en modo olímpico con la vitola además de nuevo número uno del mundo.

Morikawa asaltó el liderato en la última jornada, una de agonía de nuevo para Louis Oosthuizen. El sudafricano, campeón del British en 2010, añadió otro ‘casi’ a su larga lista de segundos puestos en el ‘Grand Slam’, sin ir más lejos hace un mes en el US Open.

Ahí ganó Rahm el primer ‘major’ de su joven carrera de profesional, como lo es la de un Morikawa que jugaba por primera vez el Open esta semana. El americano, al igual que el español, se mantuvo al acecho del liderato que llevó con autoridad Oosthuizen.

El domingo falló el sudafricano y Morikawa se enchufó con tres ‘birdies’ seguidos para cerrar los primeros 9, y en el 14 firmó otro más. En control del juego, el joven golfista se apuntó su segundo ‘major’ tras el Campeonato de la PGA del año pasado, también en su debut, cuando solo ha disputado ocho torneos de este calibre, un porcentaje de éxito que tuvo antes Bobby Jones en 1926.

El estadounidense terminó con un total de -15, dos golpes mejor que su compatriota Jordan Spieth y cuatro que Rahm y Oosthuizen. El vasco fue al ataque en la última jornada, ‘eagle’ en el hoyo 7, pero tardó en conectar el ‘putt’. Cuatro ‘birdies’ seguidos al final le permitieron subir al podio, su mejor resultado en el torneo, y además recuperar el número del mundo ante Dustin Johnson.

Tras la suspensión del año pasado por el coronavirus, el British volvió con una semana del mejor golf, ante más de 30.000 aficionados cada día, como antesala este 2021 de los Juegos Olímpicos de Tokio. En la capital japonesa no estará un Sergio García que renunció en busca de un puesto en la Ryder Cup. El de Borriol dejó un gran cierre con cuatro bajo par, escalando 25 puestos hasta el ‘Top 20’.