Craviotto, el K4 y Chourraut lideran las opciones del piragüismo español

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El palista Saúl Craviotto, que buscará convertirse en el deportista español con más medallas olímpicas, y la campeona Maialen Chourraut comandan la amplia delegación española de piragüismo en Tokio, que tratará de mantener al deporte como garante de preseas para España y donde Teresa Portela hará historia como la española con más participaciones en Juegos.

Hasta 15 palistas, 11 en aguas tranquilas y cuatro en aguas bravas, se presentarán en la capital nipona con ganas de refrendar el buen papel de España sobre la canoa (C) y sobre el kayak (K). Cita tras cita, el piragüismo se ha convertido en el segundo deporte que más medallas ha proporcionado a España, 16, solo por detrás de las 19 de la vela.

Los oros de la guipuzcoana Maialen Chourraut en K1 eslalon, del balear Marcus Cooper Walz en K1 1000 y de Craviotto y del gallego Cristian Toro en K2 200, además del bronce del propio palista catalán en K1 200, supusieron un botín suculento en Río 2016 que ahora esperan aumentar en el Canal Sea Forest y en el Centro de Piragüismo en Eslalon de Kasai.

Al frente de todos ellos, Craviotto tendrá ante sí el reto de convertirse en el español con más medallas olímpicas de la historia, un honor que ostenta el también piragüista David Cal (5, un oro y cuatro platas). La sombra del canoísta de Cangas es alargada, pero el ilerdense atesora ya cuatro preseas (dos oros, una plata y un bronce) y en Tokio tendrá la oportunidad de colgarse dos más.

Nuevamente, paleará en el K1 200 metros con el objetivo de mejorar el bronce de Río, y doblará en el K4 500 capitaneando la ilusionante embarcación española, donde estarán el campeón olímpico Marcus Walz y los gallegos Rodrigo Germade -diploma olímpico en K4 1000 en Río- y Carlos Arévalo, que también competirá, como Craviotto, en el K1 200 tras ganar el selectivo.

Los cuatro ya presentaron sus credenciales en mayo al ganar la Copa del Mundo de Szeged, último ensayo antes de Tokio, ante el barco alemán formado por Max Rendschmidt, Ronald Rauhe, Tom Liebscher y Max Lemke, actuales campeones olímpicos de K4 1000 y ganadores de los tres últimos Mundiales -todos ellos con España segunda-. Con la reducción de la distancia a la mitad y la explosividad en la salida de la embarcación española, las opciones de oro aumentan considerablemente.

En K2 1000, el talaverano Paco Cubelos y el guipuzcoano Iñigo Peña, actuales subcampeones del mundo de la modalidad, lucharán también por su medalla. Mientras, los andaluces Tano García y Pablo Martínez competirán juntos en C2 1000 y doblarán por separado en el C1 1000.

En cuanto a la representación femenina en aguas tranquilas, con la pontevedresa Antía Jácome en el C1 200 y la ceutí Isabel Contreras en el K1 500, la gallega Teresa Portela hará historia al participar en sus sextos Juegos, una cifra nunca alcanzada por ninguna deportista española; superando las cinco ediciones de Arantxa Sánchez Vicario, María José Rienda y María Peláez e igualará las participaciones de Manel Estiarte y Luis Álvarez Cervera.

La de Cangas, que con 39 años atesora 15 medallas mundialistas y 17 europeas y fue tercera en el último Mundial, buscará en K1 200, una distancia dominada en los últimos años por la neozelandesa Lisa Carrington, una presea olímpica que se le resiste. Desde su debut en Sydney 2000, fue quinta en Atenas 2004 y Pekín 2008, se quedó a las puertas del podio, cuarta, en Londres 2012 y terminó sexta en Río.

CHOURRAUT, A LA DEFENSA DEL ORO

En las pruebas de eslalon, España contará con representantes en las cuatro pruebas, aunque la gran baza volverá a ser Maialen Chourraut, que tratará de defender el oro cosechado hace cinco años en una legendaria bajada en el Centro Olímpico de Eslalon de la ciudad brasileña.

La palista de Lasarte-Oria, de 38 años, volverá a competir en K1 con el objetivo de sumar su tercera medalla, un palmarés olímpico que inauguró con su bronce en los Juegos de Londres 2012.

Mientras, el irundarra Ander Elosegi, subcampeón del mundo de C1 en 2019, participará en sus cuartos Juegos en busca de su primera medalla después de tres diplomas olímpicos -cuarto en Pekín 2008 y Londres 2012 y octavo en Río 2016-.

En K1 masculino, el segoviano David Llorente intentará hacer valer su condición de actual subcampeón mundial, mientras que la catalana Núria Vilarrubla será la representante en C1 femenino, donde se proclamó subcampeona de Europa hace dos años.

FICHA.

–SEDE: Canal Sea Forest (aguas tranquilas) y Centro de Piragüismo en Eslalon de Kasai (aguas bravas).

–FECHAS: Del 25 al 30 de julio (aguas bravas) y del 3 al 7 de agosto (aguas tranquilas).

–PARTICIPACIÓN ESPAÑOLA:

-Aguas tranquilas: Carlos Arévalo (K1 200 y K4 500 masculino), Saúl Craviotto (K1 200 y K4 500 masculino), Isabel Contreras (K1 500 femenino), Antía Jácome (C1 200 femenino), Paco Cubelos (K2 1000 masculino), Tano García (C1 1000 y C2 1000 masculino), Rodrigo Germade (K4 500 masculino), Pablo Martínez (C1 1000 y C2 1000 masculino), Iñigo Peña (K2 1000 masculino), Teresa Portela (K1 200 femenino) y Marcus Cooper Walz (K4 500 masculino).

-Aguas bravas: Maialen Chourraut (K1 femenino), Ander Elosegi (C1 masculino), David Llorente (K1 masculino) y Núria Vilarrubla (C1 femenino).