Asier Martínez lidera una histórica jornada para España en el Europeo Sub-23

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La delegación española en el Campeonato de Europa de atletismo Sub-23, que se está disputando en Tallin, firmó este sábado una histórica jornada gracias a la conquista de ocho medallas que elevan a 13 el total tras tres días de competición.

Asier Martínez, que era el gran favorito de su prueba, fue quien consiguió la única de oro en la final de los 110 metros vallas. El navarro logró la primera posición cumpliendo los pronósticos en una carrera que también dejó otro metal para España, el bronce logrado por el valenciano Enrique Llopis.

Tras una buena salida, el discípulo de François Beoringyan, corriendo por la calle 3, se vio por detrás del británico Ojora y el belga Obasuyi. Pero el navarro -que estará en los Juegos Olímpicos de Tokio- sacó todo su potencial y fue limando diferencias hasta ponerse por delante de sus rivales, conquistando el oro con la una marca de 13.34 segundos, a pesar de un viento contrario de 1,6 m/s.

Quique Llopis, que corría por la calle 6 y tenía a su izquierda a los citados Ojora y Obasuyi; fue alcanzando a sus rivales, y en una entrada en meta espectacular, metió la cabeza para imponerse in extremis al británico, haciéndose con la medalla de bronce con un crono de 13.44, superando a Ojora por una centésima.

Por otro lado, la barcelonesa Sara Gallego se colgó la medalla de plata en los 400 metros vallas, batiendo el récord de España absoluto con 55.20. Un registro que pone fin -por tres centésimas- a la plusmarca que poseía la canaria Cristina Pérez desde hacía 33 años, desde los Juegos Olímpicos de Seúl, uno de los récords más antiguos del atletismo español.

Además, el salmantino Mario García Romo también se llevó la plata en los 1.500 metros, en la que partían también otros dos españoles, el valenciano Enrique Herreros, noveno, y el barcelonés Carlos Sáez, duodécimo. El “americano” García Romo, pues es estudiante universitario en Estados Unidos, entrenado por Lucio Rodríguez, sólo fue superado por el belga Verheyden.

En los 200 metros, España volvió a demostrar su potencial en velocidad gracias a la plata de Jesús Gómez (20.60, marca personal) y al bronce de Pol Retamal (20.76) en una prueba que se llevó el suizo William Reais con 20.47.

Además, la jornada se completó con la medalla de bronce en disco gracias al buen concurso de Yasiel Bryan Sotero, el lanzador de origen cubano, afincado en Las Palmas, siguió mostrando un gran crecimiento en la disciplina tras sus oros en 2018 y 2019 en los Europeos Sub-18 y Sub-19, respectivamente.

Por su parte, Aaron Las Heras -campeón continental hace dos años- fue plata en los 5.000 metros con un cronómetro de 13:43.14, a cinco segundos del vencedor, el alemán Mohamed Mohumed. El barcelonés llegaba a Tallin con la quinta mejor marca de todos los atletas y salió con un segundo escalón del podio que sabe muy bien.