Argentina llega a la final de la Copa América en los penaltis

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La selección de Argentina jugará la final de la Copa América contra Brasil después de eliminar a Colombia en las semifinales (1-1 y 3-2 en la tanda de penaltis) en un pulso igualado donde el guardameta Emiliano Martínez fue el héroe detuviendo hasta tres de las penas máximas.

Habrá una final histórica, un nuevo Clásico entre Brasil y Argentina, después de que ambas selecciones se metieran, con más sufrimiento del esperado, en la final del domingo a las 2.00 horas de la madrugada –hora española–.

Messi y Lautaro Martínez se asociaron bien, tuvieron una muy clara ocasión que se marchó fuera por poco, justo en el arranque del choque, pero a la segunda asistencia de Messi, el delantero del Inter ya no falló y abrió la lata para el combinado albiceleste en el minuto 7.

Tras el gol de Lautaro Martínez, Colombia no se dejó ir y buscó el gol del empate. Lo tuvo en sus botas, primero, Cuadrado pero su disparo raso lo desvió bien el portero argentino Emiliano Martínez, que ya preparaba su epopeya.

También Wilmar Barrios, esta vez desde fuera del área, probó fortuna con un disparo envenenado que se estrelló en la base del palo. Apretó Colombia, con fe y ocasiones puntuales pero bien claras como un cabezazo de Yerry Mina al larguero.

Argentina también pudo poner el 2-0 en el marcador por el camino hasta el empate final, pero González no atinó a rematar a la red y Ospina logró mantener viva a Colombia.

Ya en la segunda parte, en el minuto 61, Luis Fernando Díaz logró la igualada al superar al arquero Emiliano Martínez tras una rápida contra, metiendo la pierna pese a estar cayéndose. Una acción tan clave como la de Barrios cuando, haciendo de portero a puerta vacía, sacó un gol cantado.

Los argentinos también probaron el sabor de los palos rivales, a disparo de un Leo Messi que se puso el equipo a sus espaldas. Pero Colombia aguantó el tipo hasta llevar el duelo a los penaltis, donde Argentina estuvo más acertada con tres paradones del ‘héroe’ Emiliano Martínez.