Pedri: “No es la España de Pedri, no me siento por encima del resto”

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El jugador de la selección española Pedri González ha asegurado que se siente “uno más” y no “por encima del resto” pese a su confirmación como pieza clave para Luis Enrique Martínez, avisando de que el centro del campo será clave en el duelo de este martes ante Italia, una semifinal que se llevará quien “cometa menos errores”.

“Esta no es la España de Pedri. Somos un gran equipo y el grupo es lo que determina que estemos en la semifinal. Me siento uno más y todos somos muy importante. No me siento por encima del resto”, explicó Pedri en rueda de prensa.

En cuanto a la clave frente a Italia, destacó que los dos equipos cuentan con “un gran medio del campo y mucho potencial” en esa zona del campo. “Va a ser un partido muy disputado en esa faceta y se lo va a llevar el que cometa menos errores”, avanzó.

A nivel personal, el jugador que más kilómetros ha recorrido en toda esta Eurocopa aseguró que no está cansado y mostró su deseo de acudir a los Juegos Olímpicos. “Tienen razón el Barça y Guardiola en que son muchos partidos, pero a mí lo que me gusta es jugar al fútbol”, resumió.

Autocrítico, reconoció que debe ser más eficaz de cara a puerta. “Siempre he dicho que es una de las cosas que tengo que mejorar, llegar al área y marcar. Lo tengo en cuenta y me lo recuerdan el entrenador y los compañeros. Es algo que debo mejorar en el futuro”, indicó, agregando que “el fútbol moderno se está volviendo mucho más físico y solo con la calidad no llega”.

Respecto a la permanencia de Pablo Sarabia junto con sus compañeros pese a su lesión, lo interpretó como una señal de unidad. “Que Pablo se quedé apoyando a sus compañeros hace que se vea el grupo que somos. Pablo lo ha hecho y todo el equipo lo haría ahora mismo. Ahí se ve la importancia del grupo que hemos creado y creo que eso se nota dentro del campo”, valoró.

Por último, el jugador de 18 años explicó que, pese a su juventud, no siente nervios sobre el campo. “En el primer partido que jugué con Las Palmas en Segunda División sí tuve esos nervios al principio y empecé un poco dubitativo, pero cuando recibió el cariño de la afición ya me solté”, finalizó.