Verstappen bate a Mercedes con la pole y Sainz arrancará quinto

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El piloto neerlandés Max Verstappen (Red Bull) ha logrado este sábado la pole para la carrera del Gran Premio de Francia, séptima cita del Mundial de Fórmula 1, mientras que los españoles Carlos Sainz (Ferrari) y Fernando Alonso (Alpine) partirán quinto y noveno, respectivamente.

Por primera vez desde que se corre el campeonato en el circuito Paul Ricard, el británico Lewis Hamilton (Mercedes) se ha quedado sin poder hacer la pole y ha tenido que conformarse con la segunda plaza de la parrilla. El holandés, por su parte, suma su segunda primera posición de salida, después de lograrlo también en Baréin en la cita inaugural.

Mientras, el finlandés Valtteri Bottas (Mercedes) partirá tercero, al lado de el mexicano Sergio ‘Checo’ Pérez (Red Bull), mientras que Sainz, que llegó a liderar la sesión durante algún momento, fue el primero ‘del resto’ y arrancará quinto.

De hecho tanto el madrileño como el asturiano Fernando Alonso han confirmado sus sensaciones y han podido terminar por delante de sus compañeros de equipo en clasificación; el monegasco Charles Leclerc (Ferrari) solo pudo ser séptimo, mientras que el francés Esteban Ocon (Alpine) no logró avanzar a la definitiva Q3 y saldrá undécimo.

En la vuelta a la acción en el circuito Paul Ricard tras su ausencia del calendario del ‘Gran Circo’ en 2020 por la pandemia de coronavirus, una bandera roja por un accidente del japonés Yuki Tsunoda (AlphaTauri) nada más empezar detuvo la lucha durante varios minutos.

En la reanudación, Sainz completó una espectacular vuelta con la que sacó un segundo a Leclerc, pero una nueva bandera roja, esta vez por un choque del alemán Mick Schumacher (Haas) contra el muro, frenó su buen ritmo. Restaban apenas 20 segundos de Q1, y Latifi, Räikkönen, Mazepin, Stroll y Tsunoda se quedaban fuera.

Ocon, Vettel, Giovinazzi, Russell y Mick Schumacher fueron los eliminados minutos después tras una Q2 en la que Hamilton se posicionó por delante de los dos monoplazas del equipo de la marca energética, pero ‘Mad Max’ no había dicho la última palabra.

Nada más iniciarse la tanda definitiva, el holandés estableció un 1:30.325 que ya nadie pudo superar, dejando a las ‘flechas plateadas’ por detrás en parrilla. «Este es el mejor fin de semana en mucho tiempo, muchas gracias a todo», señaló el neerlandés tras concluir la clasificación. «Tenemos que finiquitar el fin de semana mañana y recuperar los 25 puntos que perdimos en Bakú», recalcó sobre su abandono en el pasado Gran Premio de Azerbaiyán.