La Premier Golf League podría ser una realidad en 2023

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Parece que finalmente la Premier Golf League no va de farol. Según informa la BBC este circuito, que aspira a rivalizar con el PGA y el European Tour, echaría andar en enero de 2023. El experimento, del que se ha venido hablando mucho en los últimos años, constaría de 18 torneos en esa primera edición, de los cuales 12 serían en Estados Unidos.

En cada uno de ellos se repartirían 28 millones de dólares en premios (23 de euros): cuatro se reservarían para el vencedor y el último clasificado se llevaría, siempre que juegue todas las rondas, la friolera de 150.000 (123.000 euros). “El equipo está listo para arrancar”, señala Andy Gardiner, de World Golf Group. Este es el fondo de inversión detrás de la PGL, cuyos ofrecimientos han rechazado públicamente muchos jugadores. Entre ellos McIlroy, que cuestionó la seriedad de los mismos. De hecho, la falta de adhesión de jugadores es la principal duda que planea sobre el proyecto.

La PGL aspira a captar a la mayoría de los 50 mejores golfistas del mundo, pero estos ya están comprometidos con el circuito norteamericano o el europeo, en los que tienen que jugar un número mínimo de eventos para mantener la tarjeta. Ambos tours ya han avisado de que penalizarían a los jugadores que tomen parte en eventos de la PGL o la Super Golf League, otra idea que ahora mismo es una quimera y que estaría financiada con dinero saudí. “Hemos usado los últimos traer a gente externa que revise nuestro modelo. Queremos asegurarnos de que los últimos meses con la COVID no han cambiado nuestra forma de pensar”, insiste Gardiner, que cree que el horizonte de enero de 2023 es “perfectamente factible”.

En cuanto a las posibles sanciones a quienes acepten su propuesta, Gardiner asegura que no deberían preocuparse porque, en su opinión, las leyes estadounidenses les amparan, y cita a Thomas Jefferson: “Pensemos en él. La declaración de independencia hablabla de la vida, el amor y la búsqueda de la felicidad. Eso incluye el derecho de la gente a trabajar”. La estrategia anti Premier Golf League del PGA también incluye un nuevo caramelo para sus golfistas mediáticos: el criticado PIP (Programa de Impacto de Jugadores, por sus siglas en inglés), con el que pretende recompensarles a quienes más presencia en medios generen y más patrocinadores atraigan.