Alonso: “El sexto puesto es una pequeña recompensa que nos alegra la tarde”

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El piloto español Fernando Alonso (Alpine) ha asegurado que el sexto puesto en el Gran Premio de Azerbaiyán, después de una relanzada de carrera a dos vueltas en la que comenzaba décimo, es “una pequeña recompensa” al trabajo del equipo, y ha reconocido que está “bastante satisfecho” con la línea ascendente de su monoplaza.

“Estoy contento. Hablaba con el equipo antes de la resalida y le dije que iba a ir a por todas, que si había un hueco me iba a meter; si perdemos un punto, nos vamos contra el muro o perdemos el alerón de delante, mala suerte, pero vamos a intentarlo por lo menos. Fueron dos vueltas muy divertidas que supieron a poco. Otra resalida hubiese estado bien”, bromeó en declaraciones a DAZN tras la carrera.

Los pilotos tuvieron que volver a partir desde la parrilla, con dos vueltas por delante, después de que el hasta entonces líder, el neerlandés Max Verstappen (Red Bull), se estrellase contra el muro en la recta tras un pinchazo. “He salido muy bien y el coche también. El equipo ha hecho un gran trabajo en las salidas desde hace tres o cuatro Grandes Premios, siempre estamos en el ‘Top 3’, eso ayuda. Hemos aprovechado el momento”, indicó.

Así, el asturiano recalcó que han tomado dos “buenas decisiones en las paradas y en el sistema de salida”, que habían “trabajado bien durante los últimos meses”. “Me siento más cómodo. Creo que el fin de semana había sido bastante sólido y ser décimo era poca recompensa para el equipo y para mí. Ahora me voy más contento”, señaló.

Además, reconoció que han tenido “esa pizca de suerte” que a veces les falta. “Todavía falta trabajo, porque en la carrera, hasta ese punto, éramos un poco lentos, pero es una pequeña recompensa que nos alegra la tarde”, apuntó. “Si quitamos el sábado raro de Mónaco, desde Portugal hay una línea con la que estoy bastante satisfecho”, concluyó.