Cale Makar encendió a la ofensiva del Avalanche

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El domingo en el Ball Arena, Colorado Avalanche dio un gran golpe de autoridad en el primer partido de su serie de la Segunda Ronda de los Playoffs de la Stanley Cup ante los Vegas Golden Knights.

Consiguió su triunfo brindando una espectacular exhibición ofensiva; se apuntó un marcador de 7-1.

La primera línea del club compuesta por Nathan MacKinnon (dos goles y una asistencia), Mikko Rantanen (un gol y una asistencia) y Gabriel Landeskog (dos goles y una asistencia) se combinó para ocho puntos.

Pero detrás de ellos hubo una chispa que impulsó todo: Cale Makar.

El defensa tuvo una jornada memorable al encabezar la producción del Avalanche con un gol y tres puntos. “Creo que estuvo fantástico”, dijo el entrenador de Colorado Jared Bednar sobre Makar. “Arrancó bien, encaró jugadas y defendió bien. Estuvo fantástico desde el inicio hasta el final”. Fue el primer partido de cuatro puntos de su carrera para Makar, quien está realizando su segunda temporada en la NHL.

Es el cuarto jugador de esta postemporada que tiene una actuación de cuatro unidades, la lista incluye a MacKinnon. El delantero centro colectó tres goles y una asistencia en el Juego 2 de la serie de la Primera Ronda contra los St. Louis Blues.

Dentro de la historia de la franquicia, Makar se convirtió en el cuarto integrante de la línea azul que registra cuatro o más puntos en un encuentro de Playoffs. Es el primero desde que lo logró Rob Blake en la Primera Ronda de 2001.

Y con su cosecha del domingo, Makar aumentó su cuenta a 28 puntos en los primeros 30 duelos de la postemporada que ha disputado en su joven carrera. Solo cinco defensores más en la historia de la Liga han obtenido más unidades dentro de sus primeros 30 choques: Brian Leetch, Bobby Orr, Denis Potvin, Al MacInnis y Sergei Zubov.

“Creo que en general, nuestra unidad defensiva hizo un buen trabajo a la hora de unirse a los contrataques y crear situaciones de 4 vs. 3, y cosas de esas”, explicó Landeskog. “Es nuestro trabajo como la primera línea guiar al equipo ofensivamente. Eso es lo que estamos tratando de hacer noche tras noche”.

Esfuerzo excelso 

El efecto que Makar tuvo en el marcador fue inmediato. Produjo la asistencia secundaria en el tanto de Rantanen que encendió la pizarra al 4:55 del primer período.

Luego, le dio la asistencia principal a Landeskog en el gol que puso las cosas 2-0 para Colorado un poco más de cinco minutos después.

“Vi que el carril para que pudiera sacar su disparo estaba un poco congestionado”, contó Makar. “Landeskog leyó bien la jugada y se fue por detrás de la portería donde lo pude encontrar. Fue un gran gol”.

Y en el tercer gol del Avalanche, el cual fue obra de Brandon Saad e incrementó su ventaja a 3-0 al 1:04 del segundo episodio, Makar volvió a colectar una asistencia secundaria.

Tras involucrarse en los primeros tres tantos del club montañoso ante Vegas, el defensor atlético se encargó de sellar el resultado apuntándose el suyo.

Makar puso el 7-1 definitivo al 15:49 del tercer período durante un Power Play de 9:00 minutos después de la expulsión del delantero de Vegas Ryan Reaves, quien recibió una triple penalidad (una menor y dos mayores), por agredir intencionalmente a Ryan Graves al 8:04 del episodio.

Enfrente de los dos círculos, sacó un potente disparo para vencer a Robin Lehner.

Pero, aunque tuvo un increíble accionar en lo individual, Makar no se fue completamente satisfecho.

“Obviamente, fue un Power Play tan largo”, indicó Makar. “Sabemos que tenemos que estar en sintonía sin importar a quién estén expulsando, o si están siendo bastante agresivos. Tuve algunos regalos, definitivamente necesito que estar más afinado”.

Bastante frescos 

El Avalanche entró al primer partido frente a los Golden Knights con la ventaja de tener ocho días de descanso tras barrer en cuatro partidos a los Blues.

Por su parte, Vegas solo tuvo un día de reposo después de definir su serie de la Primera Ronda ante el Minnesota Wild en el septimo partido.

Landeskog destacó la importancia de haber tenido más tiempo para recuperarse.

“Escuchen, el descanso es un arma más, especialmente en esta época del año”, exclamó. “Hemos jugado mucho hockey y creo que los entrenadores hicieron un buen trabajo al administrar nuestro descanso durante la semana y asegurarse de que estuviéramos listos para comenzar. Sabíamos que los Golden Knights venían de una serie de siete juegos y que tenían un día de descanso llegando a la altura de Denver, así que queríamos asegurarnos de tener un comienzo rápido, y lo hicimos”.