Shohei Ohtani, un fenómeno que solo puede ser comparado con Babe Ruth

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

¿Tan buen jugador es el japonés Shohei Ohtani?

¡Muy bueno! Más que bueno, Ohtani es un extraordinario jugador de béisbol.

De acuerdo a Elias Sports, desde 1900 más de 2,800 lanzadores eliminaron al menos 30 bateadores en los primeros 30 juegos de sus equipos. Eso no tiene nada de especial cuando lo comparamos, por ejemplo, con Jacob deGrom, quien este año abanicó a 59 rivales en cinco salidas en los primeros 19 juegos de los New York Mets.

Al mismo tiempo, cerca de 300 bateadores pegaron 10 o más cuadrangulares para sus equipos en los primeros 30 choques de una campaña. De nuevo, aunque una cifra buena, se queda corta ante la marca que comparten los dominicanos Alex Rodríguez (2007) y Albert Pujols (2006), de más home runs tan solo en el mes de abril.

Pero Ohtani, un lanzador abridor cada cinco días y bateador designado el resto del tiempo con los Los Angeles Angels, es el primero de la historia que hace ambas cosas simultáneamente.

En las primeras cinco semanas de la actual temporada, Ohtani bateó .278, lideró la Liga Americana en jonrones (10) y fue segundo en carreras impulsadas (26); cuarto en anotadas (23), bases robadas (6) y Slugging (.675), y sexto en OPS (.977).

También, en sus primeros 115 turnos, despachó nueve dobles y dos triples. Como lanzador abridor tuvo marca de 1-0, efectividad de 2.41 y 14.5 ponches por cada nueve entradas en 18.2 innings y cuatro salidas. Cuando ha bateado por sí mismo el día que lanza, va de 6-3 con un jonrón, un doble, un boleto, cuatro anotadas y tres impulsadas.

De acuerdo a Fangraphs, Ohtani acumula 1.3 WAR (Victorias Sobre Jugador Nivel Reemplazo) como bateador, empatados en el puesto número 16 de las Grandes Ligas con el dominicano José Ramírez, de los Cleveland Indians, y Nick Solak, de los Texas Rangers. Como pitcher tiene 0.3 WAR.

En sus primeros cuatro años en las Grandes Ligas de Estados Unidos, Ohtani tiene dos temporadas de 10 jonrones y 30 ponches, algo que solamente Babe Ruth había hecho (en 1918 y 1919). Hay que recordar que en 2019 y 2020, Ohtani solo actuó como bateador, mientras se recuperaba de una operación Tommy John y una cirugía de rodilla, algo que seguramente también le limitaron al batear.

¿Qué tan soberbio es el talento de Ohtani para ser un jugador consistente de dos vías?

Ahora mismo, Ohtani el bateador ocuparía un turno importante en la alineación de los 30 equipos de las Ligas Mayores si todos tuvieran la oportunidad de usarlo. Por cada 162 partidos, el nipón promedia 33 jonrones, 20 bases robadas, 99 impulsadas y .859 de OPS.

Esta temporada, solamente Giancarlo Stanton (120.1 millas por hora) ha golpeado una pelota que salió a mayor velocidad que Ohtani (119.0 MPH), quien además encabeza las Ligas Mayores con la mejor frecuencia de contactos perfectos (16.1 por total de apariciones).

En el 2021, los bateadores van de 19-0 con 18 ponches contra la recta de dedos separados (splitter) de Ohtani, mientras que su recta de cuatro costuras, que ha lanzado hasta a 102 millas por hora, promedia una velocidad de 96.7 millas por hora, la séptima más rápida entre los abridores con un puesto en rotación actualmente. Su repertorio, que además incluye una slider y una curva, es de un lanzador superior. Punto.

¿En cuál de las dos vías es mejor Ohtani?

La respuesta sencilla es que Ohtani es muy bueno como bateador y lanzador, aunque tenemos más evidencias de su capacidad para golpear una pelota a la que existe sobre su talento para lanzarla.

Y eso tiene una explicación sencilla: Por las cirugías de codo y rodilla que sufrió apenas llegó a Estados Unidos, Ohtani solamente tiene 16 aperturas y 72.0 innings con los Angels. Pero no debemos olvidar que el japonés apenas tiene 26 años, una edad en la que los mejores peloteros de la historia han conseguido su punto más alto de rendimiento.

Debido al rigor que exige ser bateador o lanzador en la mejor liga del mundo, muchos dudan que alguien pueda mantener los dos roles por un período largo en el tiempo. Pero la realidad es que no tenemos muchos ejemplos para comparar y establecer una proyección genuina al respecto.

Cada hazaña que logra Ohtani obliga a remontarse a la carrera de Ruth, el mejor pelotero libra por libra de la historia del planeta. Ruth comenzó su carrera como lanzador de tiempo completo con los Boston Red Sox en 1914 y no fue hasta que pasó a los New York Yankees para la temporada de 1920 en que fue convertido en bateador de todos los días.

Lo que quiere decir que los Yankees tuvieron que tomar una decisión sobre la forma más productiva de usar el talento de “El Bambino” y los resultados (.342 con 714 jonrones y un OPS+ de 206) avalan como atinada la decisión.

Los Angels seguramente han discutido a lo interno (y probablemente hasta tienen una preferencia) sobre cuál sería el mejor uso de Ohtani, quien sin embargo, siempre ha manifestado su preferencia por hacer las dos cosas. Incluso, una de las razones para que Ohtani firmara con el equipo de Anaheim fue porque le garantizaron que le dejarían intentar lanzar y batear.

Y hasta ahora no existe ninguna evidencia que haga pensar que el chico no lo puede hacer en grado superior.