Crusaders derrotó a Chiefs y sumó su quinto título consecutivo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Crusaders volvió a ser letal en una final y se llevó su pentacampeonato. Derrotó 24-13 a Chiefs en Christchurch y lo celebró por quinta vez consecutiva con Scott Robertson al mando.

El conjunto vencedor hizo una temporada estupenda obteniendo seis triunfos y únicamente dos derrotas en la fase regular. Cabe destacar que únicamente disputaban esta final los que quedaban en primer y segundo lugar.

En el primer tiempo reinó la igualdad durante todo el trámite y así se notó en el resultado ya que el conjunto de Christcruch se fue al descanso ganando 15-10. El elenco local, salió mucho más decidido en los primeros minutos a quedarse con la victoria y en los primeros 15 logró marcar dos tries, convertidos por Sevu Reece y Will Jordan. Para el visitante, todos los puntos fueron marcados por Damian McKenzie producto de un trie convertido y un penal.

La segunda mitad siguió la linea de la primera y fue aún más cerrado. Crusaders cometió muchos más penales que su rival, inclusive vio dos tarjetas amarillas en seis minutos: Reece y Codie Taylor. A pesar de haber tenido un buen arranque, McKenzie erró tres penales consecutivos que hubiesen cambiado la historia del encuentro y su equipo no encontró tampoco los espacios para penetrar la defensa rival.

Por su parte, Richie Mo’unga, goleador del equipo campeón, convirtió dos penales y un drop que le dio mucho alivio a su equipo y así encaminar el título de campeón.

Con este resultado, Crusaders logró obtener cinco títulos consecutivos y el décimo segundo en su historia alejándose en la tabla de máximos ganadores del Super Rugby.