PGA Tour

Sam Burns gana el Valspar Championship, su primera victoria en el PGA Tour

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Sam Burns consigue, tras su victoria en el Valspar, entrar en el círculo de campeones del PGA Tour

El sueño se hizo realidad el domingo, cuando Burns, el chico que fue el mejor jugador de golf universitario hace apenas cuatro años y superó a Tiger Woods en 2018, obtuvo su esperada victoria en el Valspar Championship.

Burns hizo 68 golpes en un domingo con mucho viento para ganar el Valspar Championship por tres golpes sobre Keegan Bradley. La victoria llegó después de múltiples ocasiones desperdiciadas esta temporada y después de que una lesión en el tobillo frenase el prometedor comienzo de su carrera profesional.

Burns, de 24 años, pasó al puesto 14 de la FedEx Cup con su victoria.

Burns, gracias en parte a la tutela de su compañero residente de Shreveport David Toms, el ganador del Campeonato de la PGA de 2001, se convirtió en uno de los mejores juniors del país antes de comprometerse con otra escuela de Louisiana: LSU. Ganó el Premio Jack Nicklaus después de su segunda temporada. Fue entonces cuando decidió embarcarse en su carrera profesional.

Burns rápidamente ganó atención por su actuación en el Honda Classic del año siguiente, cuando jugó junto a Tiger Woods en la ronda final. Burns hizo 68 por los 70 de Woods para terminar entre los 10 primeros. Estuvo en los primeros puestos de nuevo en el Valspar Championship dos semanas más tarde antes de que un triple bogey acabse con sus opciones. Con una victoria en el Korn Ferry Tour, fue miembro del TOUR antes de fin de año.

Su año de novato tuvo un sólido comienzo antes de que se rompiera el tobillo derecho en julio mientras jugaba baloncesto con niños en su vecindario. Trató de volver demasiado pronto – tal vez como resultado de la mentalidad del jugador de fútbol – y los malos hábitos se colaron en su swing.

Burns volvió a la pista desde el comienzo de esta temporada, sin embargo. Firmó 64-65 en las dos primeras rondas de la temporada para tomar una ventaja de dos golpes en el Safeway Open. Sin embargo, se desvaneció hasta el séptimo lugar el fin de semana.

Se convirtió en un poco de tendencia. Burns ha estado entre los cinco primeros en la mitad de la marca de cinco torneos esta temporada, la mayor cantidad en el PGA TOUR. El Valspar marcó la tercera vez que mantuvo una ventaja de 54 hoyos en 2020-21, empatado con Jordan Spieth.

“Teniendo esas oportunidades pasadas que no pude convertir creo que me preparó para este momento”, dijo Burns el domingo.

Él y Bradley compartieron la ventaja de cuatro golpes el domingo. Estaban empatados de nuevo después del birdie de Burns en el hoyo 11 par 5, pero Bradley perdió dos golpes después de tirar su bola al gua desde el tee en el 13 par 3. Burns hizo birdie en el siguiente hoyo para tomar una ventaja de tres golpes con cuatro hoyos por jugar.

Estaba cuatro por delante cuando llegó al hoyo final. Podía disfrutar del paseo, sabiendo que el momento con el que había soñado finalmente estaba aquí. Ha tenido que ver como compañeros como Collin Morikawa, Viktor Hovland y Matthew Wolff ganan antes que él y esperan a que su cuerpo sane después de una lesión inesperada. Burns dijo el domingo que su fe en Cristo le permitió ser paciente mientras esperaba más de lo esperado para ganar por primera vez.

“Si no gano, puedo estar de acuerdo con eso. Si lo hago, le doy la gloria”, dijo Burns el domingo. “Obviamente a veces es frustrante, quieres que las cosas sucedan, pero en el fondo creyendo que Su momento es perfecto, Su plan es perfecto.”

Esta victoria valió la pena la espera.