Ogier ganador del emocionante Rally de Croacia, de gran tensión

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Sébastien Ogier se ha adjudicado una impresionante victoria en el último suspiro del Rallye de Croacia hoy domingo por la tarde, en la tercera etapa final más ajustada  de la historia del Campeonato del Mundo de Rallyes de la FIA. Tras una extraordinaria jornada final en la primera participación de Croacia en el WRC, el campeón del mundo relegó a su compañero de equipo en el Toyota Yaris, Elfyn Evans, en los últimos kilómetros para ganar el rallye de tres días por 0,6 segundos. Thierry Neuville terminó tercero en un Hyundai i20, a 7,5 segundos, pero los datos no hacen justicia al dramatismo de un rallye que perdurará en la memoria.

El trío luchó con uñas y dientes desde la salida del viernes, en las resbaladizas carreteras croatas cerca de Zagreb. Después de intercambiar posiciones en varias ocasiones, el último día comenzó con Ogier por delante de Evans por 6,9 segundos, a pesar de un pinchazo en el segundo tramo, y poco más de 10 segundos entre los tres pilotos. El drama se desató cuando Ogier se vio involucrado en una colisión de tráfico, en ruta hacia el primer tramo. Nadie resultó herido, pero el impacto dañó la carrocería del Yaris y el crucial paquete aerodinámico.

Neuville tuvo su cuota de problemas durante el fin de semana, incluyendo una mala elección de neumáticos y un trompo, y se pasó en un cruce en el tramo final que hizo que el belga se tuviera que conformar con la tercera posición.

Ott Tänak terminó cuarto tras no sentirse nunca del todo cómodo con su i20, pero el estonio tenía más de 90 segundos de ventaja sobre Adrian Fourmaux, quinto. Fue un debut impresionante para Fourmaux, que marcó dos veces el segundo mejor tiempo con su Ford Fiesta.

Takamoto Katsuta consiguió su tercer sexto puesto consecutivo con otro Yaris, después de que los problemas de frenos e hidráulicos ralentizaran el Fiesta de Gus Greensmith. El británico terminó séptimo, por delante de Craig Breen, cuyas esperanzas se vieron frustradas por un pinchazo el sábado en su i20.

El ganador del WRC2, Mads Østberg, y el subcampeón de la categoría, Teemu Suninen, completaron el top diez, con un Citroen C3 Rally2 y un Fiesta Rally2, respectivamente.

El campeonato es el primero de una serie de cuatro rallyes de tierra en el Vodafone Rallye de Portugal, el próximo mes, en Matosinhos, que acogerá el evento del 20 al 23 de mayo.