Masters de Augusta 2021

Matsuyama consigue el Masters y da a Japón el primer título masculino en un Grande

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Matsuyama consigue la chaqueta verde

Hideki Matsuyama entregó al Japón loco por el golf el premio más grande y verde de todos.

Diez años después de que Matsuyama debutara como el mejor amateur del Augusta National, se llevó la victoria en el Masters para convertirse en el primer japonés ganador de un Major masculino.

Matsuyama terminó el torneo con 73 golpes (+1) y una victoria con un golpe de ventaja , y nunca se puso en duda seriamente después de que la carga tardía de Xander Schauffele terminara con un triple bogey en el 16, par 3.

Momentos antes de que Dustin Johnson lo ayudara a meterse en la chaqueta verde, Matsuyama no necesitaba intérprete en Butler Cabin cuando dijo en inglés: “Estoy muy feliz”.

Los nervios aparecían en el uno, donde cometió un bogey, que inmediatamente recuperó en el dos. Luego, otros dos birdies en el ocho y nueve, parecían lanzarle a la victoria sin discusión. Aunque como siempre sucede en el Masters, el torneo de verdad llega en los nueve hoyos finales.

Ahí llegaron un tanto las dudas a Matsuyama, que cometió bogeys en el 12, 15 y 16, dando la opción a jugadores como Scheffele o el debutante Zallatoris, a ponerse a tiro del japonés. Aunque lograba mantener la tranquilidad y llegaba al 18 con dos golpes de ventaja que ya no pondrían en peligro su victoria. Acabó con bogey, pero le valió igualmente para celebrar su primera gran victoria.

La segunda plaza fue para el joven Will Zalatoris, que jugaba el torneo sin contar con la tarjeta del PGA TOur, mientras que la tercera plaza fue para el estadounidense, Xander Schauffele y Jordan Spieth. ambos con -5.

Por su parte, Jon Rahm acabó en una destacada quinta posición, que cada año que pasa se acerca más a lograr el primer triunfo en Augusta.

 

El golfista vizcaíno  firmó la mejor ronda del día en la última jornada del Masters, 66 golpes (-6), para acabar con un resultado acumulado de -6, a cuatro golpes del campeón japonés y dijo que este domingo ha hecho lo que no pudo hacer los primeros días.

“Es golf. Cada uno de los tres primeros días era una tónica muy diferente. El mejor resultado en cuanto a juego fue el primer día y el peor fue el tercero”, dijo Rahm con relación a sus cuatro rondas de 72-72-72-66.

“Es lo que hay. Hoy he hecho lo que no pude hacer los primeros días. He empezado fuerte, he metido un putt muy bueno en el dos y he seguido pegando putts muy buenos”, dijo acerca de su comienzo con birdie y eagle en el segundo hoyo.

Rahm tuvo seis putts “muy metibles” que no llegaron a entrar. “Me he dado muchas opciones. El resultado es muy buen, pero yo creo que igual he jugado mejor de lo que refleja”, dijo el golfista de Barrika, que ha logrado su cuarta clasificación entre los diez primeros en su quinta participación.

“Lo bueno es lo bien que he jugado y saber que, si algún día lo necesito, soy capaz de hacer pocas en este campo y lo he demostrado hoy. Es divertido pensar en lo que podría haber sido. Una pena que estuviera tan lejos del líder. Mucho mejor acabar así y me voy con buen sabor de boca”, dijo el número tres del mundo.

Rahm llegó a Augusta el miércoles después de pasar los primeros días de vida con su primer hijo Kepa. “Esta semana he notado que una vez que los palos entran al maletero, cierro y me voy para casa. La mentalidad ha cambiado y estoy mucho más relajado. Me ayuda a separar el golf de la vida real”, dijo su nueva paternidad.

“Termino y me olvido del golf y empiezo a pensar en Kepa, en Kelley (su esposa), en casa y en lo que puedo hacer. Hemos tenido un ambiente muy divertido y creo que esto solo va a ayudar en el futuro”, agregó el golfista de Barrika.