Masters de Augusta 2021

Los españoles sufren con las condiciones del Augusta National en el Masters

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Justin Rose, líder, en la salida del hoyo 12 de Augusta National

Augusta National vio sus récords de puntuación rotos hace cinco meses con las condiciones  del mes de  noviembre y está claro que a los organizadores no le gustó. Así que el primer día de competición , tomó su venganza, con condiciones firmes y rápidas, en la que sólo tres jugadores presentaron vueltas por debajo de 70 golpes. Hideki Matsuyama y Brian Harman eran líderes en la casa club después de un par de tarjetas de 69 golpes (-3) hasta que apareció Justin Rose .

El inglés estaba dos arriba (+2) después de siete hoyos y conseguió una secuencia de  eagle-birdie-birdie-par-birdie-birdie-par-birdie-birdie-birdie-birdie-birdie. En lo que parecía un abrir y cerrar de ojos había firmado 65 golpes y lideraba por 4 golpes de ventaja.

Jon Rahm no llegó al Augusta National hasta el miércoles y no había tocado un club durante varios días después del nacimiento de su primer hijo, firmó una sólida primera ronda, con 2 birdies y 2 bogeys. Ocupa la 13ª posición.

Rahm ha terminado en el top 10 en los últimos tres Masters, la segunda racha activa más larga. “A pesar de que no hice mucho relacionado con el golf de viernes a lunes, el trabajo está hecho antes, ¿verdad?”, dijo el jueves. “Así que sólo necesito venir aquí sano, buena movilidad cuando se trata del cuerpo, y luego la mentalidad correcta.”

Sergio García empezó con bogey sus dos primeros hoyos y firmó +4 en los primeros nueve hoyos. Intentó recuperarse por la 2ª vuelta, donde logró hacer su único bogey en el hoyo 15 y terminó, al igual que Jon, con bogey en el hoyo 18. Tendrá que luchar por pasar el corte.

Por su parte, Chema Olazabal terminó con 75 golpes (+3), con un buen juego a sus 55 años.

El actual campeón, Dustin Johnson y Bruce Koepka, dos de los favoritos, terminaron sus vueltas con 74 golpes (+2). Jordan Spieth firmó 71 golpes, mientras que el compañero de partido de Jon, Rory McIlroy, sigue sin recuperar su juego y pierde gran parte de sus posibilidades de conseguir el Grand Slam al hacer 76 golpes (+4)