Fernando Alonso regresa a lo grande en Baréin

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El piloto español Fernando Alonso (Alpine) ha vuelto a ponerse a los mandos de un monoplaza durante la segunda sesión de entrenamientos del test de pretemporada de Baréin, con una gran tanda matinal en la que fue segundo para concluir décimo en la combinada de tiempos, que comandó el finlandés Valtteri Bottas (Mercedes).

Después de dos años alejado del ‘Gran Circo’, el bicampeón del mundo ha regresado a la Fórmula 1 en el circuito de Sakhir, en una sesión donde centró todas las miradas antes, durante y después de subirse al Alpine A521. En total, rodó 128 vueltas en las que pudo probar los distintos compuestos para reencontrarsse con sus sensaciones en un monoplaza.

El asturiano, que tomó el relevo de su compañero Esteban Ocon -que rodó el viernes-, saltó al trazado bareiní ya en la sesión matinal, en la que firmó una extraordinaria segunda posición, solo superado por el australiano Daniel Ricciardo (McLaren).

Alonso, que no competía en F1 desde el Gran Premio de Abu Dabi de 2018, volvió al asfalto con su flamante monoplaza azul eléctrico y asaltó pronto la tabla de tiempos, que lideró incluso durante el primer tramo. Solo Ricciardo logró desbancarle de la primera posición con un crono de 1:32.215, 0.124 mejor que el español, aunque ambos tiempos estaban todavía lejos de los logrados en la jornada del viernes.

Alonso realizó una primera tanda larga de 43 vueltas antes de volver a garajes, y rodó un total de 58 giros en las cuatro primeras horas de sesión en Sakhir, donde alternó los neumáticos C2 -con los que se puso al frente de la tabla de tiempos- y los C3.

Mientras, el madrileño Carlos Sainz, en su segundo día de test, terminó la manaña sexto, a 0.857 de Ricciardo. El podio matinal lo completó el mexicano Sergio ‘Checo’ Pérez (Red Bull), a 0.263, por delante del canadiense Nicholas Latifi (Williams) y del japonés Yuki Tsunoda (AlphaTauri).

BOTTAS TOMA EL MANDO POR LA TARDE

Ya por la tarde, Sakhir recibió a algunos pilotos que no hicieron su aparición en la sesión matinal, como Valtteri Bottas, Mick Schumacher, Charles Leclerc -que tomó el testigo de su compañero Carlos Sainz-, Lando Norris, Pierre Gasly o Lance Stroll.

Por su parte, Alonso, necesitado de sensaciones en pista después de un par de años alejado del ‘Gran Circo’, hizo también su aparición en la sesión vespertina con neumáticos duros, con los que realizó simulaciones de salida. Tras varios pasos por boxes, vistió los blandos y completó una tanda larga con el compuesto medio. En total, realizó 128 giros; solo el canadiense Nicholas Latifi (Williams) rodó más que el asturiano, con 132 vueltas.

Finalmente, Bottas fue el más rápido del día, corrigiendo la mala experiencia matutina de su compañero, el británico Lewis Hamilton (Mercedes); el vigente campeón de la F1 solo pudo ser octavo por la mañana, y decimoquinto de la combinada, después de salirse de pista y dejar su coche en la grava, provocando la primera bandera roja del curso.

Tras Bottas (1:30.289), el francés Pierre Gasly (AlphaTauri) y el canadiense Lance Stroll (Aston Martin) fueron los más rápidos de la jornada, con Alonso décimo y Sainz decimotercero.