Sam Bennett hace doblete al esprint en la París-Niza

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El ciclista irlandés Sam Bennett (Deceuninck-Quick Step) ha ganado este jueves la quinta etapa de la París-Niza, disputada entre Vienne y Bollène sobre 200 kilómetros, en un esprint en el que se impuso con autoridad y en una jornada marcada por la caída, sin consecuencias, del todavía líder Primoz Roglic.

Sam Bennett ya tiene su doblete en esta ‘Carrera del Sol’, tras ganar previamente la primera etapa. Esta vez, su equipo dominó la llegada y su compañero Michael Morkov prácticamente le dejó el triunfo en bandeja.

El gigante irlandés hizo el trabajo, culminando con potencia y borrando la pintura de la línea de meta por delante de Nacer Bouhanni (Arkéa Samsic) y de Pascal Ackermann (BORA-hansgrohe), con Phil Bauhaus (Bahrain-Victorious) y Giacomo Nizzolo (Qhubeka ASSOS) completando el ‘Top 5’.

Roglic sigue liderando una general provisional que no vivió más cambios que la subida de Ion Izagirre (Astana) a la cuarta plaza superando a su compañero Aleksandr Vlasov. El esloveno, tras su buena ‘crono’ y su exhibición del miércoles en el alto de Chiroubles, defendió liderato pese al susto de caerse a más de 30 kilómetros de meta.

El esloveno pudo seguir y reengancharse a la carrera, ayudado por sus compañeros para entrar de nuevo en el pelotón. No obstante, su compañero y excampeón del mundo contrarreloj Tony Martin tuvo que abandonar a consecuencia de esa caída.

De cara a este viernes, la sexta etapa podría traer cambios en la general. Los 202,5 kilómetros que separan Brignoles de Biot incluyen cinco puertos, entre ellos el 1ª de la Cote de Cabris o el 2ª del Col du Ferrier, aunque están en el ecuador de la jornada. Eso sí, final explosivo, con el penúltimo kilómetro al 5,6 por ciento de pendiente media y meta picando hacia arriba.