PGA Tour

Corey Conners lidera por un golpe el Arnold Palmer Invitational

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Conners, líder en solitario del Arnold Palmer Invitational

Conners amplió su ventaja con un putt de eagle de 25 pies en el hoyo 16 par-5 – su segundo eagle en este hoyo en dos días – para firmar una vuelta de 69 golpes (-3) y una ventaja de un golpe sobre el ex ganador de Bay Hill Martin Laird (67).

Rory McIlroy estaba listo para al menos unirse a Conners por la tarde hasta que conectó un par de drives se salieron fuera de calle, lo que llevó a hacer bogeys. Cerró con cinco pares consecutivos para un 71 que, según él, podría haber sido peor.

“Podría haber sido una vuelta que podría haber firmado 74 o 75. Conseguí hacer 71 y estoy muy contento con eso”, dijo McIlroy.

Está a dos golpes del líder, junto con Viktor Hovland y Lanto Griffin, quienes firmaron 68 golpes (-4) cada uno.

Conners se ha situado con 9 bajo, y ahora todo el mundo se prepara para el cambio en las condiciones climatológicas.

El pronóstico incluye mucha lluvia eeste sábado, lo que hace que Bay Hill se juegue más largo y más duro, al tiempo que evita que los greens se vuelvan tan duros como lo fueron el año pasado cuando Tyrrell Hatton ganó con 74 golpes.

“Veremos qué pasa y estaremos listos para cualquier cosa”, dijo Conners.

Hatton al menos tiene una oportunidad el fin de semana. Empezó con un 77 y fue 10 golpes mejor el viernes, un 67 que le permitió pasar el corte con un golpe de sobra.

También pasaron el corte los dos capitanes de la Ryder Cup: Padraig Harrington  con un 74 y Steve Stricker con  71 golpes.

Conners, cuya única victoria en el PGA TOUR llegó hace dos años en el Valero Texas Open, salvó el par siete veces durante su vuelta. La excepción llegó en el hoyo 2, par-3, cuando se quedó corto del green, a unos 80 pies de distancia, y terminó perdiendo su putt para par desde 10 pies.

“Realmente no he estado mucho en esta posición, pero tengo mucha confianza en mi juego y me siento muy relajado los últimos días, así que trataré de mantener eso en marcha”, dijo Conners. “Siento que tengo mucha energía. Tuve una semana libre la semana pasada y muy emocionado por el fin de semana”.

Laird terminó siete años sin una victoria al ganar en Las Vegas, escenario de su primera victoria en el PGA TOUR en 2009. Ganó en Bay Hill en 2011 en una ronda final tan dura que un 75 fue suficiente para hacerlo.

Ahora hay muchos aspirantes para llevarse la victoria.

El campeón del Abierto de Estados Unidos Bryson DeChambeau superó bogeys consecutivos al final de sus primeros nueve hoyos y firmó 71 golpes. Está a tres golpes del líder. Un golpe por detrás están Spieth, Justin Rose (68), Sunjae Im (70) y Paul Casey (69).

Hatton no fue el único jugador que vio una gran mejora. Jazz Janewattananond de Tailandia firmó la vuelta más baja del torneo con un 65, 10 golpes mejor que su primera vuelta.