Lucas Eguibar: “Ya dije tras Sierra Nevada que era cuestión de tiempo ser campeón del mundo”

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El ‘rider’ español Lucas Eguibar confesó este jueves que “era cuestión de tiempo” que pudiese proclamarse campeón del mundo de snowboard en la modalidad de cross, éxito que ahora espera que le ayude para cumplir su “gran sueño de siempre” de lograr el año que viene una medalla olímpica en Pekín.

“Llevo años trabajando muy bien y ya dije tras el Mundial de Sierra Nevada de 2017 (fue plata) que era cuestión de tiempo. Había que tener la oportunidad y tener la suerte. Llevaba tres años sin conseguir resultados y no he cambiado nada, he seguido haciéndolo como lo estaba haciendo, ahora con esa suerte ha llegado”, expresó Eguibar durante la recepción en el Consejo Superior de Deportes (CSD) por su oro en el Mundial de Idre Fjaell (Suecia).

El vasco indicó que desde que se coronó en Suecia seguía “viviendo un sueño”. “Estas semanas han sido increíbles. Quiero dar las gracias a las marcas, a mi equipo y a mi familia porque sin ellos no habría sido posible”, advirtió.

“Ni me acuerdo cómo me sentía antes de la final, la viví con tanta emoción que ni me acuerdo de las rondas anteriores. Estaba muy centrado en la carrera y apenas celebré el pase a la final, sólo quería seguir y seguir. Estaba centrado en mi trabajo y en la carrera”, añadió sobre la final mundialista.

Durante el acto, Eguibar repasó la carrera con un vídeo. “Ahí estaba ‘cagado'”, señaló sonriente cuando se presentaba a los finalistas, entre ellos “el rival a batir”, el austriaco Alessandro Haemmerle, pero con el que no se obsesionó. “En una carrera puede pasar de todo y mi manera de centrarme en ella no es hacerlo contra un rival solo porque si no te pasan los otros”, advirtió.

El guipuzcoano recordó que el circuito era “bastante exigente” en relación a los que está “acostumbrado” en la Copa del Mundo. “Tenía que intentar mantener la calma, estábamos todos muy cansados y en la parte de atrás había muchos rebufos. Mi estategia era mantenerme en la segunda y tercera posición e intentarlo abajo”, admitió.

Y es que el español tenía “muy claro que el rebufo funcionaba” y por eso en la parte final “nunca” dudó de que podía ganar el oro. “Mi duda era que llegando a la meta me pasase el cuarto y nos quitase las pegatinas, pero estaba muy centrado en hacerlo todo muy bien y no pensaba en quedar cuarto”, subrayó. “Llegamos tan rápido y juntos que no sabía lo que había pasado, pero él (Haemmerle) me dijo: ‘Has ganado, has ganado'”, remarcó.

Ahora, tras este título mundial, las miradas se centran en intentar pelear por el oro o la medalla en los Juegos de Invierno del año que viene en Pekín. “No sé cómo es el circuito para poder centrarme y estudiarlo, pero mi trabajo va a ser el mismo para llegar en la mejor forma posible. Pero, por supuesto, ese es el gran sueño que he tenido siempre”, recalcó.

En este sentido, y tras la repercusión por su éxito, Eguibar sigue “igual”. “Estoy súper contento, pero yo soy el primero que quiere más, la presión que me meto yo mismo ya es suficiente”, afirmó el vasco, que la semana pasada logró la plata en una prueba de la Copa del Mundo. “Cuando ganas algo importante, se te sube todo y voy más motivado, con más confianza, y los rivales también te ven como uno muy fuerte”, agregó.

Finalmente, el ‘rider’ donostiarra reconoció que todo había sido “muy diferente y duro” con la pandemia. “Pero todo el mundo estaba en la misma siutación, algunos países mejor, y otros que han estado peor. No me ha influido, salvo que en la pretemporada suelo hacer viajes de una o dos semanas, y este año me tuve que ir mes y medio”, detalló.

LOZANO: “EL ORO DE LUCAS HACE CRECER AL SNOW”

Por su parte, la presidenta del CSD, Irene Lozano, aseguró que era “un regalo” su presencia. “Estamos deseando celebrar éxitos como el tuyo y de los deportes de invierno especialmente, porque esto es lo que da sentido a nuestro trabajo. Tenerte aquí nos motiva a seguir trabajando por el deporte español”, apuntó.

La dirigente no olvidó que la medalla de oro de Eguibar “hace crecer al ‘snow’ y a los deportes de nieve”. “Ahora, te conviertes en referente para que muchos niños y niñas deseen ‘volar’ como tú”, resaltó Lozano, que también hizo hincapié en “el papel indiscutible de las estaciones de esquí y más en un momento especialmente difícil”. “Te veremos luchando en Pekín por la medalla olímpica”, sentenció.

Finalmente, el presidente de la Real Federación Española de Deportes de Invierno (RFEDI), May Peus, explicó que con este oro podían devolver algo al CSD. “Siempre venimos a pedir al CSD, que nos ayuda para reforzar a que nuestros deportistas puedan lograr lo que ha logrado Lucas”, declaró.

El mandatario alabó el protocolo de deporte seguro que lideró el Consejo y que ha permitido que los deportes de invierno no hayan “parado” y que se haya “competido tanto en España como en el extranjero”. “Quiero agradecer al Gobierno esa sensibilidad por la nieve”, agregó.

Peus destacó que dentro de su plan estratégico cuando llegaron al cargo estaba el de “potenciar y darle más recorrido a modalidades más emergentes” como el snowboard o la de estilo libre del esquí. “Hemos demostrado que para nosotros son importantes y han cuadriplicado su número de licencias en estos cuatro años porque hay actividad deportiva en España y eso hace que haya más licencias”, concluyó.