Pol Espargaró: “Espero aportar a Honda victorias, podios y un Mundial”

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El piloto de MotoGP Pol Espargaró ha asegurado que sus deseos y objetivos mientras dure el “sueño” de pilotar para el Repsol Honda Team serán aportar victorias, podios y algún Mundial, si bien vivirá un primer campeonato de aprendizaje y de domar una Honda bien distinta a la KTM que tan bien hizo evolucionar.

“A nivel individual, evidentemente victorias, podios y por qué no, un título mundial. A nivel de grupo, trabajo en equipo y poder mejorar la moto”, manifestó sobre lo que espera dar a HRC en una entrevista facilitada por el equipo.

Espargaró también confía en aportar lo necesaria para que el Repsol Honda Team “siga ganando” y mantenga su ADN ganador. “Estos colores para mí son la gloria. Es estar donde todos los pilotos quieren triunfar y donde todos los pilotos quieren terminar”, reconoció.

“Para esta temporada 2021 me marco los objetivos más altos. Esta moto no está acostumbrada a estar fuera del podio. Con Marc encima gana Mundiales, gana carreras y gana todo. Este año empezamos con un buen recuerdo de la temporada pasada y con un buen resultado, pero sabiendo que si quiero estar a la altura de estos colores todo pasa por ganar”, apuntó.

Y también reconoce que compartir equipo con Marc Márquez –quien lucha por empezar la temporada o perderse las mínimas carreras posibles, por su lesión en el brazo– fue uno de los motivos de moverse y decir sí al Repsol Honda.

“He disfrutado de peleas con Marc en categorías inferiores, me he divertido muchísimo, he sufrido. Creo que soy mejor porque en muchos momentos he podido estar luchando con Marc y creo que la mejor manera de sacar el 100% de tu talento es estar al lado de alguien que es igual o mejor que tú”, comparó.

“Ver lo que hace en primera fila, estando a su lado, y poder interpretarlo o intentar hacer lo mismo que él es algo único y voy a tener el privilegio de hacerlo”, añadió en este sentido.

Sobre la moto, la RC213V, augura que será “una moto difícil”. “Las MotoGP son difíciles, no va a ser fácil. Es una moto pequeña y compacta. Las motos cortas de ejes son un poquito más nerviosas y agresivas. Puede ser un poco crítica, pero en otros momentos te puede dar un giro más rápido y un agarre muy directo en la mano”, apuntó.

“Me gusta frenar tarde y he visto en todos los pilotos que se han subido a la Repsol Honda que consiguen frenar muy tarde y con mucha agresividad y eso a mí me favorece muchísimo por mi estilo de pilotaje”, matizó, en positivo.

Por todo ello, explicó que cumple un sueño. “Tenía muy claro dónde quería ir, dónde debía estar y dónde yo quería verme para ponerme a prueba y ver de lo que era capaz. La mejor manera es estando en el mejor equipo del mundo, con la mejor moto del mundo y al lado del mejor piloto del mundo. Creo que llego al equipo Repsol Honda en el mejor momento de mi carrera deportiva”, celebró.