Balonmano

La ASOBAL reclama un rescate urgente para amortiguar la crisis del coronavirus

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La ASOBAL reclamó este jueves “un rescate económico urgente” y “un llamamiento de ayuda” a las autoridades para poder paliar la grave situación en la que se encuentran los clubs por la pandemia del coronavirus y advirtió que en caso de obtenerla se corre el riesgo de no “finalizar la temporada” ni de “garantizar su viabilidad”.

El organismo señaló en un extenso comunicado que aunque pudo comenzar su campeonato, “los efectos derivados de la situación sanitaria” le obligaron “a tomar una serie de medidas para reforzar la seguridad y protección” de los implicados, y remarcó que “la ausencia total de espectadores en casi todos los pabellones desde mediados de octubre”, aunque se esté “revirtiendo”, ha provocado “un escenario imprevisto y económicamente inviable”.

La asociación indicó que todo se ha agravado por “la rapidez e imprevisibilidad de la segunda ola del virus que se ha extendido mucho antes de lo previsto y con una virulencia insospechada, suponiendo para los clubs una situación sobrevenida e imprevista en la que se ven inmersos sin tener responsabilidad alguna y con escaso margen de maniobra”.

En este sentido, remarcó que en la planificación de sus presupuestos los equipos, “ni en el peor de los escenarios pudieron prever la ausencia casi total de público, y, por consiguiente, la caída o desaparición de las partidas presupuestarias de ingresos procedentes de la venta de abonos, entradas, merchandising, y la pérdida de una parte importante del patrocinio local o de proximidad, al que le interesa la visibilidad de la publicidad de su negocio durante la disputa de los partidos”.

Por ello, ha constituido una mesa de trabajo para “hacer pública” esta situación y “reclamar un rescate económico con la adopción de medidas por parte de todas las instancias con responsabilidades en el mundo del deporte y del balonmano”.

Así, solicita a las administraciones públicas y a las autoridades deportivas que sean “conscientes de la situación y exigen que, “de manera urgente, se adopten medidas de ayuda económica para rescatar a los clubs”, poniendo como ejemplo lo realizado en Alemania, Francia, Italia y Reino Unido.

“Con idénticos motivos y fines, ASOBAL reclama que la RFEBM sea consciente de la situación que estamos viviendo y de la necesidad de elaborar de manera participada un plan para relanzar el balonmano y de arbitrar medidas para ayudar a los clubs ante esta difícil situación”, añadió.

Riesgos

La ASOBAL dejó clara la “voluntad” de sus miembros de “formar parte de la solución”, apelando a la importancia de la práctica deportiva en la vida social y del aspecto del deporte como “contribuyente importante” la economía.

“Proteger ese patrimonio deportivo y respaldar tantos puestos de trabajo dentro del sector del deporte como sea posible es un paso importante para garantizar que nuestra economía pueda recuperarse de los impactos de la pandemia del coronavirus. No hay que olvidar que son tiempos sin precedentes para el sector, y que los deportes y ligas que dependen de los espectadores han visto sus ingresos especialmente afectados”, subrayó.

Además, “en el caso de no atenderse esta petición”, advirtió que no disponen “de la estructura financiera suficiente para finalizar la temporada y mucho menos para garantizar su viabilidad, con la consiguiente pérdida, no sólo de empleos sino de un patrimonio clave en la vida social como es el deporte”.

Así, puntualizó que un estudio de la situación económica reveló que se han incrementado los costes por la aparición de “nuevos conceptos y cantidades” relacionados con el coronavirus, mientras que otros conceptos como cuotas de participación federativas, tasas o arbitrajes “se mantienen sin reducción” y también hay “una reveladora” reducción del nivel de los ingresos.

Todo ello, recalcaron desde la asociación, desemboca en un déficit presupuestario global y aproximado “de 3.000.000 euros, lo que representa un porcentaje medio del 25% de pérdida económica total”.

“ASOBAL hace un llamamiento de ayuda a la Administración Pública del Estado, con el apoyo de la AJBM y la AEB, y esperamos también con el del CSD y la RFEBM, para la adopción de medidas económicas urgentes y extraordinarias por parte de la citada Administración, que sirvan para paliar las graves consecuencias económicas de la pandemia en los clubs, con el único objetivo de proteger el balonmano español y salvaguardar sus puestos de trabajo y así como la existencia de sus clubs”, sentenció.