Barcelona

Messi: “Volvería a enviar el burofax, el presidente me engañó”

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Leo Messi ha reaparecido ante las cámaras lejos de los terrenos de juego para mostrar su lado más personal con Jordi Évole. En su charla, el argentino ha podido explicar de primera mano su desencuentro personal con Josep María Bartomeu y su petición frustrada de salir del FC Barcelona: “Me engañó en muchas cosas las cuales prefiero no sacar”.

El encuentro, bajo promesa de concretarse este 2020 a comienzos de año, se vio en peligro por el clima convulso en Can Barça. “Pasé muy mal todo el verano. De antes del verano por cómo terminó la temporada, después vino el burofax y todo eso y la verdad que lo arrastré”, desveló el ’10’, que admite haber superado ya aquello. “El club está pasando por un momento muy complicado y se hace difícil todo lo que rodea al Barcelona, pero estoy con ganas”, admitió.

“El club está realmente mal y va a ser difícil volver a estar donde estábamos”, insistió, haciendo referencia a la crisis que se ha acrecentado este curso. Su barcelonismo llegó incluso a quedar bajo cuestión tras su petición de salir, aunque Messi trató de eliminar cualquier tipo de duda: “El Barcelona es mi vida. Llevo desde los 13 años, crecí tanto en el club como en la ciudad, llevo más tiempo aquí que en Argentina y aprendí todo. Tengo una relación de amor porque es lo que viví desde que llegué”, se sinceró al hablar de su llegada desde Rosario.

A pesar de las críticas, el delantero tuvo la posibilidad de defender sus actuaciones, siempre revisadas con lupa. “No me manejo por postureos. Hago lo que me sale del corazón en el momento. Si pienso en lo que opina cada uno me vuelvo loco. Todo el mundo opina, todo el mundo habla y mucha gente sin saber”, añadió al respecto, con el agravante en este último aspecto de que “mucha gente se lo cree”. “En tema deportivo no lloré, pero sí sufrí muchísimo”, amplió, como muestra de las dimensiones que adquirió su desencuentro en la entidad azulgrana.

Preguntado por ello, el seis veces Balón de Oro no se arrepiente de su paso más criticado. “¿Volvería a enviar el burofax? Sí, es una manera de hacerlo oficial. Yo venía diciéndole al presindete en los últimos seis meses que me quería ir y era una manera de decirlo en serio. Para que lo sepa el club y lo sepan todos”, subrayó, pese a rehusar criticar directamente la figura del ya expresidente Josep María Bartomeu. “Me engañó en muchas cosas las cuales prefiero no sacar”.

Messi en un partido de la temporada pasada con Setién
Messi en un partido de la temporada pasada con Setién

“Fue una decisión dificilísima de tomar”, asumió, explicando el por qué llegó a tal punto después de la incomprensión surgida. “Soy un agradecido eterno al club y siento que también lo di todo al club. Creo que todo lo que me dio al club me lo gané y lo merecía por lo que hice. Pensaba que había cumplido un ciclo, que necesitaba un cambio, que mi cabeza necesitaba salir de todos los líos del club. Sabía que este iba a ser un año de transición y yo quería seguir luchando por seguir consiguiendo más títulos. Sentía que era el momento del cambio, quería salir y quería hacerlo bien”, declaró en su entrevista, aunque resaltando el gran obstáculo que se encontró: “El presidente no quiso y empezó a filtrar cosas para hacerme quedar mal a mí”.

En este sentido, mostró su perspectiva sobre la posibilidad de haber salido gratis el pasado verano, desmentida por Bartomeu. “Si iba a juicio sabía que tenía la razón y me lo habían confirmado muchísimos abogados, pero no me quería ir de esa manera del Barcelona”.

Cerrados sus desencuentros con la anterior Junta Directiva, su futuro permanece en el aire ante una nueva vía de salida a final de temporada. “No lo sé, que pasen las elecciones, que pase lo que tenga que pasar y ya veremos. En junio se verá”, afirmó el atacante, que no ha querido decantarse por un candidato para las elecciones a la Junta Directiva del club que se celebran en enero.

Esta conjetura podría marcar su continuidad o no en Barcelona, aunque Messi todavía tiene que aclarar muchos interrogantes internos. “No sé si voy a irme o no. SI me toca irme, me gustaría irme de la mejor manera y me gustaría volver algún día”, apuntó en un momento simpático de la conversación en el que recibió dos guías turísticas de París y Manchester de manos de Jordi Évole. “Ojalá el presidente que venga vuelva a hacer las cosas bien para hacer cosas importantes”, remarcó, a pesar de los cantos de sirenas recibidos desde el exterior.