Granada 2-0 Betis: Soldado y la muralla nazarí tumban al Betis

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Granada

El Granada y su solidez defensiva tumban a un Betis espeso en ataque que no pudo superar la muralla nazarí. Los De Diego Martínez vuelven a puestos europeos. Los andaluces por su parte continúan arrastrando y generando dudas.

Granada y Betis afrontaban el partido tras conseguir por fin una cierta regularidad, que por distintas razones en cada equipo, no habían conseguido tener hasta las últimas fechas. El conjunto verdiblanco, que por plantilla debe pelear por europa, llegaba con la posibilidad de alcanzar la séptima plaza. Por su parte los nazaríes, que pretenden seguir prolongando un año más su revelación, podían incluso arrebatar la quinta posición al Barça.

Ambos conjuntos comenzaron el partido presionando y volcados en ataque. Se sucedieron bastantes llegadas a las áreas, y se produjo un intenso y bonito intercambio de golpes que hacían presagiar que veríamos un duelo entretenido. Y pronto se iba a confirmar. En el minuto 10 un balón quedó muerto en las botas de Luis Suárez, y cuando el delantero se dispuso a rematar, Guido Rodriguez le trabó por detrás y cometía penalti.

Roberto Soldado, especialista donde los haya, lo transformó y adelantó a los suyos. El tanto impulsó a los rojiblancos, que diez minutos después volvían a marcar. Soldado aprovechó un corte de Bartra a un excelente centro de Suárez, y cruzó el balón superando a Joel. Volvían los fantasmas de esta temporada al cuadro sevillano, que en el minuto 20 ya estaba contra las cuerdas.

Roberto Soldado define para hacer el segundo de se equipo. Vía: Granada CF

Sorprendentemente el segundo gol granadino sirvió para despertar a los andaluces que a raíz del tanto tuvieron sus mejores minutos de la primera mitad. Los de Pellegrini espabilaron y a través de Fekir lograron inquietar a la zaga local, pero faltaba pausa para decidir mejor. El cuadro bético acabó la primera parte en el área nazarí, pero no pudo conseguir el tanto que les hubiera metido de lleno para la segunda mitad.

El técnico chileno metió a Juanmi y a Tello tras el descanso en busca de marcar rápidamente y avivar el choque. Precisamente el ex del Barça tendría la primera de su equipo con un potente disparo desde la frontal. Pero el bloque defensivo del Granada obstruía la creación en el centro del campo de los sevillanos. La solidez de los De Diego Martínez se imponía al ansia andaluz.

El Betis tenía la pelota, pero sin presencia ofensiva. Ni siquiera las entradas de Loren y Borja Iglesias surtieron efecto. La posesión era infructuosa, tocaba y tocaba sin generar peligro real, hasta el punto de llegar a la desesperación.En los últimos instantes el conjunto de Heliópolis se estiró pero le seguía costando trenzar y ganar verticalidad.

La zaga local era una muralla infranqueable. Con un Germán que comandaba a los suyos y la presión conjunta del equipo, el Granada secó al Betis. Ya en el descuento Borja Iglesias, en la primera y única vez que un jugador verdiblanco recibía en el área, recogió un balón que botaba y la empaló de primeras, pero se remate se fue alto.

Finalmente el Granada se llevaba los tres puntos y certifica su progresión en una temporada muy exigente, que parece que no le está pesando. En el Betis vuelven las dudas, y los de Pellegrini no terminan de ser regulares.