LaLiga Santander

Osasuna 1-3 Villarreal. Gerard Moreno salva al Villarreal

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

No esperó el Villarreal en El Sadar. Los de Emery salieron a morder ante un Osasuna que inició el partido timorato y que nunca llegó a entrar en él. Gerard Moreno puso el primer gol en el marcador en el minuto 6 de partido a pase de Trigueros. El séptimo gol del delantero español. El primer mazazo para los rojillos que ya son seis jornadas sin conocer la victoria y 1 punto de 18 posibles. Malos tiempos para los navarros.

Poco después del primer gol, Aridane veía la cartulina roja por agarrar a Niño del brazo cuando encaraba  portería en velocidad. El central canario ni protestó y desolado abandonaba el verde en el minuto 20 dejando a su equipo todo el partido con 10.

Así las cosas, Fer Niño marcaba el segundo tras un pase medido entre los centrales de Yeremy Pino antes de la media hora. La conexión de los dos canteranos empieza a dar sus frutos para alegría de Emery y desgracia de Kubo que sigue pensando en salir esta Navidad del ‘Submarino amarillo’.

Fer Niño cabeceaba otro balón al arco, aunque esta vez Rubén sacó la pelota. Arriba, Calleri y Budimir ni la tocaban en el cuadro local. El Villarreal seguía triangulando, escondiendo la bola, con los rojillos corriendo como posesos pero con la soga al cuello. Asenjo, inédito. Ya en el segundo acto, Moi Gómez erró solo, a portería vacía, otra oportunidad diáfana y Mario Gaspar, en una internada desde su banda, se estrelló con el poste.

Osasuna, que había pedido un penalti de Albiol por agarrón a Calleri, sin señalizar, seguía con un desgaste físico brutal, pero las basculaciones del Villarreal desquiciaban a cualquiera mostrando una neta superioridad. Cuando todo parecía sentenciado, un penalti tonto de Yeremi Pino a Rubén García en el pico del área en un salto sobre la misma línea, dejaba a Roberto Torres desde los once metros para, en el minuto 69, recortar distancias con el 1-2. Había partido y tiempo por delante. La

raza navarra no daba por perdido el envite pero la realidad es demasiado tozuda y Gerard Moreno marcaba el tercero, a pase de Rubén Peña, el segundo de su cuenta particular, su octavo tanto en Liga.