Baxi Manresa 85-80 Joventut

Manresa asfixia a Joventut

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Manresa mantuvo en casa un triunfo muy trabajado ante un Joventut que estuvo vivo hasta el final pero que se vio minimizado por la defensa local. Dani Pérez, Eatherton con su juego desde la media distancia y Jou desde el rebote fueron claves para sumar activos en el triunfo manresano. Arostegui y Ribas, los que más brillaron para los de Badalona.

El partido arrancó bien, con alternativas en ambos lados. Durán le dio los mandos a Ribas para crear el juego visitante y los de Pedro Martínez se escoltaban en un acertado Dani Perez. Pese a la defensa propuesta por los manresanos de inicio, Joventut entró mejor en el partido. Manresa acdeleró el ritmo al son de un Perez que adelantó a los suyos en el marcador. En un primer cuarto intenso, con buenas defensas y alternancias, la balanza del primer parcial cayó del lado badalonés. Se marcharon al cierre con un marcador de 19-21.

En el segundo cuarto la misión de minimizar al máximo a Tomic siguió su curso. Realmente fue un plan constante y para ello Eatherton fue el hombre perfecto. Se hizo grande en todo momento y no le cedió ni un palmo de espacio. Le obligó a recibir en posiciones de amenaza mermada entre tanto juego de ayudas y actividad defensiva por parte de los de la capital del Bages. Sin embargo, las complicaciones llegaron con la tercera falta de Eatherton con un mundo por jugarse aún. Tocó dosificar e intercalarle con Sima.

Fue un segundo cuarto muy activo, con la hoja de ruta que venía siguiendo el encuentro. Joventut encontró puntos ante la presión de un Manresa muy trabajado en ambos lados. Solidarios con el balón y efectivos en transición. Ante tanto duelo, Joventut se marchó a vestuarios como vencedor momentáneo con un 36-35.

Tras el entretiempo, el duelo encadenó patrones por faltas. Mucha intensidad. Fue un duelo muy atractivo. Ante dos equipos con propuestas tan vistosas, la presión y agresividad justa que precisa un partido de este tipo crece para minimizarse lo máximo posible de manera mutua. Fue el cuarto donde Tomic apareció tal y cómo se le esperaba. También lo hizo el MVP de la jornada anterior, Xabi López-Arostegui, anotando su volumen de puntos en este tramo. Esto hizo a los de Durán mantenerse por delante (51-56)

Llegó el último cuarto, el tiempo de los detalles. Y esto Manresa lo trabajó desde el rebote. Multiplicaron su estado de forma en el partido creciendo desde el rebote y lo hicieron con contundencia, sobre todo Guillem Jou. Capturó 12 rebotes ante los 36 de su equipo. Un factor determinante en el devenir final del encuentro que vino marcado por el dominio de la gestión del partido por parte de un Manresa que acabó sellando la victoria en casa.