Champions League

Real Madrid 2-0 Borussia Moenchengladbach. La cabeza de Benzema lidera al Madrid

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Hace cinco partidos habían desahuciado al Madrid de la Champions, hubo quien, incluso, no le contaba ya ni para la Europa League, hasta ayer a Casemiro le preguntaron qué pasaría si el Madrid este año tuviese que jugar la Europa League. El caso es que el Madrid hizo los deberes, venció al Gladbach y terminó primero de grupo. Los fantasmas de la eliminación eliminados, la supuesta flor de Zidane cotizando en bolsa como el agua.

Benzema necesitó de nueve minutos para demostrar que hoy sí había salido de 9 y no de 10. Un balón templadito de Lucas, con parábola le caía al francés en la cabeza y lo hundía en el fondo de la red defendida por Sommer. Ni que decir tiene que Lucas terminará disputando el puesto en el lateral al Carvajal.

Los de Zidane jugaron un partido muy serio, lo que se le reclamaba desde primeros de temporada en este loco inicio de ‘dientes de sierra’ que está teniendo. Y el partido fue serio porque Modric vuelve a estar a un gran nivel. El croata fue el culpable del primer gol, porque él arrebato el balón que más tarde centrase Lucas para que rematase Benzema.

La noche pintaba fácil. La esperada final se convirtió en un paseo y es que todo le salía bien al equipo blanco. Courtois sacó un buen balón a Thuram que se perdió durante todo el partido en intentar coger a Lucas.

El segundo gol, antes del descanso fue un calco del primero. Esta vez el que ponía otra vez un balón templado y medido a la cabeza de Benzema era Rodrygo y el francés hacía lo que hacen los 9 puros, rematarlo y marcar. 2-0.

Los alemanes no eran la sombra de lo que fueron en el partido de ida y eso se demostró en otra jugada en la que el Madrid, Modric, anotaba el tercero. Lo anularon por fuera de juego, pero a Benzema le dio tiempo hasta a controlar en el área y dejársela muerta al croata para que hiciese el tercero ficticio. El arreón de inicio del Madrid fue el mismo que últimamente acostumbra a dar en los minutos finales cuando todo está perdido.

Hasta mediados de la segunda parte, el personal no se dio cuenta de la buena noticia en el Madrid y es que Ramos había vuelto. Lo vimos gracias a que Sommer le hizo un paradón a un remate de cabeza. Buena señal esa de que el capitán aparezca en ataque y no se le necesite en defensa.

La guinda para Benzema hubiese sido anotar el tercero y hacerlo de cabeza, el día que igualó a Roberto Carlos como el jugador extranjero con más partidos oficiales con el Real Madrid -527-, pero no hubo suerte.

Tras los 90 minutos, el Madrid se fue a los vestuarios seguros del pase y el Gladbach se quedó en el banquillo esperando a lo que pasase en Italia. Y pasar no pasó nada. El Madrid se mete primero de grupo, tanto lío para esto, y el Gladbach lo hará segundo. El Inter, el otro gran favorito del grupo, se queda fuera de Europa, porque el empate ante el Shakhtar sirvió a los ucranianos para jugar Europa League.