Los 20 momentos más icónicos de la Selección Española

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La Selección Española de fútbol cumplió el pasado 28 de agosto cien años de historia. A raíz del hito sin precedentes de golear a la Alemania de Joachim Löw (6-0) y pasar a la fase final de la Liga de las Naciones, en Mercado Deportivo hemos decidido realizar un Top20 de los partidos más emblemáticos, importantes y polémicos a lo largo de todo este tiempo.

El combinado nacional, lejos de los títulos de Brasil o Alemania, tiene cuatro trofeos marcados en el corazón de un país. El Mundial de 2010 es el más importante, pero ostenta el récord compartido de más Eurocopas (3). Cuenta con dos participaciones en Copa Confederaciones y tres en Juegos Olímpicos (antes de que el COE y la FIFA lo modificaran a sub-21).

 

20.- Primer partido internacional

Foto El Desmarque

Toda historia tiene un principio. Y el de La Roja arrancó en los Juegos Olímpicos de Amberes de 1920. El 28 de agosto y sin ningún encuentro de preparación. El primer seleccionador, Paco Bru alineó el siguiente XI ante Dinamarca: Zamora, Samitier, Sesúmaga, Arrate, Otero, Belauste, Pichichi, Acedo, Eguiazábal, Patricio y Pagaza.

El primer y único gol del partido, dándole la victoria a nuestra selección fue de Patricio en la segunda parte. El jugador del Real Unión de Irún marcaba el primer tanto de la historia en partido oficial. Al día siguiente, se jugaban los cuartos de final y España no pudo con Bélgica, la anfitriona, que nos doblegó 3-1 gracias a un hat-trick de Copée. Arrate maquilló de penalti, siendo el primer gol desde los once metros.

Existía un torneo de consolación entre los eliminados para determinar el tercer puesto. En semifinales del mismo, España y Países Bajos llegaban para disputar el bronce. Checoslovaquia, finalista, fue descalificada y ese partido pasó a ser una lucha por la plata que voló a tierras españolas.

19.- Primer partido en una Copa del Mundo

Foto Wikipedia

La selección de Brasil fue la prueba de fuego en un Mundial para España. La República, debutaba en Génova directamente en los octavos de final. Ese torneo no contaba con partido inaugural, ya que todos los cruces se disputaron a la misma hora y el mismo día.

Y en esa Copa del Mundo de Italia 1930, la victoria se encontró en el camino de los de Fred Pentland (entrenador británico de España) y se impusieron 3-1 a los sudamericanos. Iraragorri en dos ocasiones y Lángara anotaron los goles, mientras que Leónidas hizo el de la canarinha. Quién diría que dominarían el fútbol pocos años después y serían pentacampeones del mundo.

18.- Primer partido en una Eurocopa

Foto de Libertad Digital

La primera Eurocopa llegó en 1960. La UEFA crea una competición de naciones, siguiendo los éxitos de la FIFA con las Copas del mundo. El problema era que tras dos guerras, el continente experimentaba unos años tensos y algunos países no acudieron al evento. Italia, Alemania Federal o Inglaterra entre otras.

El formato era muy distinto al que conocemos. Octavos y cuartos de final a ida y vuelta, pero jugándose en los países de los equipos de la eliminatoria. La fase final (semis y partido por el título) se realizó en Francia. Nuestra selección, con nombres muy importantes como Di Stéfano, Gento, Kubala o Luís Suárez era una de las favoritas al trofeo. En octavos de final ganó sin problemas en Polonia por 2-4 gracias a dobletes de Di Stéfano y Suárez. En el Santiago Bernabéu doblegó a los polacos por 3-0.

Pero por culpa de Francisco Franco la Selección abandonó el torneo. En cuartos de final fuimos emparejados con la Unión Soviética, y debido a las tensiones con Rusia, no acudieron a la cita. El partido no se celebró y quedamos eliminados de la Eurocopa. La URSS acabó sumando su primer entorchado y nos esperarían cuatro años más tarde en una nueva final.

17.- Tassotti y Luis Enrique en el Mundial 1994

Foto de ASMéxico

Esta fotografía de la Copa del Mundo 1994 es una de las más recordadas en la época moderna de la Selección. Se trata de un momento triste, amargo e impotente de los mundiales porque el único que no vio penalti, roja y agresión fue el colegiado Sandor Puhl.

Durante el torneo en Estados Unidos, los de Javier Clemente pasaron con apuros de ronda tras empatar con Alemania y Corea y golear en el partido decisivo a Bolivia. Con goles de Luis Enrique, Hierro y Beguiristain, los octavos de final ante Suiza fueron un mero trámite. El incidente llegaría en la siguiente eliminatoria.

En cuartos, ante la Italia de Baggio, Maldini, Baresi entre otros, España le “perdió” el respeto al rival y luchó por un puesto en la siguiente ronda. Dino Baggio marcó en la primera parte, Caminero empató el encuentro y en los últimos compases Roberto Baggio marcaba el 2-1 para los italianos. En el minuto 93, Tassotti le propinó una agresión a Luis Enrique dentro del área que le rompió el tabique nasal. No sólo no se expulsó al jugador, sino que no hubo penalti alguno que de marcarlo hubiese supuesto una prórroga. España fue eliminada injustamente. La FIFA entró de oficio ante este incidente y sancionó a Tassoti con 8 partidos, pero eso fue después e Italia fue finalista (perdiendo con Brasil en Los Ángeles).

16.- Corea 2002 y otro error arbitral

Foto de Libertad Digital

España siempre cae en cuartos en los Mundiales. Frase típica que se ha ido pasando de generación en generación en nuestro país. Y ocho años más tarde del mangazo de 1994, llegaba este error garrafal que nos apearía de otro Mundial. El árbitro señaló que la pelota había salido del terreno de juego y el gol de Morientes no subió al marcador. Como bien se aprecia en la foto, el balón está dentro del campo.

La Selección ganó su grupo cómodamente ante Sudáfrica, Paraguay y Eslovenia. Los penaltis marcaron el destino en el continente asiático. En octavos, pasamos tras un empate a uno en tiempo reglamentario ante Irlanda, pero no corrimos la misma suerte contra Corea en cuartos. La anfitriona ganó 5-3 desde los once metros y pasó a semifinales. El robo viene durante el transcurso del partido. Se hubiera evitado la eliminación si Gamal Al-Ghandour no hubiera anulado el tanto español.

15.- El gol de Zarra

Foto de Marca

Este gol no necesita presentaciones. Es uno de los más recordados del siglo XX. Por lo que supuso y lo importante que era. Terminaba con la hegemonía de Inglaterra y hasta 2010, era el pase a las primeras semifinales de una Copa del Mundo. 

Calificado por muchos jugadores españoles como el partido del siglo, la Selección terminaba con los “inventores del fútbol” y les apeaba de lograr una copa de esta magnitud. Sucedió en Brasil. Y España ganó 1-0 a los británicos. Fue el Mundial del Maracanazo en el que Brasil perdió con Uruguay el último partido. Nosotros quedamos cuartos por detrás de Suecia y los dos mencionados.

Zarra dijo lo siguiente de este tanto: “Hubo muchos goles importantes en mi carrera, pero por lo que significó, el que eliminó a Inglaterra en el Mundial de Brasil en 1950, fue el más importante. Aquel centro que dejó a mis pies Piru Gaínza, ante la desesperada salida del hoy mi amigo y entonces portero Williams, lo rematé con todo el conocimiento de lo que significaba. Luego, en el vestuario, para todos fue como estar en una nube”.

14.- El fallo de Cardeñosa

Foto de Marca

Continuamos con el gafe de los Mundiales. Cómo se aprecia en la fotografía, nuestro jugador Cardeñosa, ante un defensa y la portería, falla y no le da la victoria a España ante la todopoderosa Brasil.

Pongámonos en situación, fase de grupos del Mundial de Argentina 1978. España tenía un grupo asequible, pero lo estropea en el partido inaugural ante Austria perdiendo 2-1. Para los nuestros marco Dani Ruiz-Bazán. Y en la segunda jornada ante Brasil no pudimos aprovechar esta salida en falso de Leao para adelantarnos y ganarles. Terminó 0-0 y España se la jugaba en el último partido. Ganó a Suecia con gol de Asensi, pero Brasil hizo lo propio y nos fuimos para casa en primera ronda. Siempre recordaremos el gol que pudo ser y no fue. Un partido memorable a la par que duro.

13.- El nacimiento de “San Iker”

Foto de Diario de Soria

No todo fueron malas noticia en la Copa del Mundo de Corea y Japón 2020. Habíamos hablado con anterioridad de la eliminación en los penaltis contra Corea y mencionado que habíamos pasado en octavos con Irlanda. Pues en esa famosa tanda se fraguó la leyenda del santo más futbolista de nuestra historia.

Con 21 años, y una Champions a sus “pies”, el Santo Iker Casillas formaba parte de la expedición de la Selección. Era el meta suplente, pero Cañizares se lesiona tras una aparatosa caída de un frasco de colonia en su pie. El Mundial es para el mostoleño que deslumbró al planeta fútbol.

Morientes adelanta a los nuestros. Y los de Camacho se confían y juegan a conservar el resultado. Para un penalti a Harte, detiene todo, salvo un segundo penalti que Kane anota. En la tanda, es decisivo para nuestra clasificación.

12.- España 10-0 Tahití

Foto de Marca

Una de las mayores goleadas de la historia de la Selección Española. Ocurrió en la Copa Confederaciones de 2013, torneo que perderíamos en la final con la Brasil de Neymar Jr. Eso ocupará otro momento histórico de la selección.

El encuentro que terminó con 10-0, fue el culmen de una generación. Sirvió para ver el único póker de goles de Fernando Torres al frente de La Roja, con un hat-trick de Villa, doblete de Silva y uno de Mata. No hubo rival. Siendo la mayor goleada de este torneo y la de nuestro país en un partido oficial.

En esta fase de grupos, como campeones de Europa y del mundo, éramos los favoritos para dominar el planeta. En la ronda previa, Pedrito y Soldado marcaron ante Uruguay. Luís Suárez hizo el tanto de los charrúas. En la jornada 3, se gano por tres goles a Nigeria, gracias a Fernando Torres y Jordi Alba en dos ocasiones. Y en semifinales, tras una tanda de penaltis interminable, volvimos a hacer historia contra Italia con goles de Xavi, Iniesta, Piqué, Sergio Ramos, Mata, Busquets y Navas. Ellos marcaron todos, menos el séptimo fallado por Bonucci.

11.- Gol de Maceda

Foto de AS

El Parque de los Príncipes de Francia pudo presenciar la primera victoria de España ante Alemania en partido oficial. Y nada más y nada menos que en los cuartos de final de una Eurocopa 1984. La Selección tenía que conseguir los tres puntos y a los germanos les valía el empate.

Encuentro que muchos españoles no pudieron ver por televisión. Y que tuvo de todo. Arconada paró los ataques alemanes y con fortuna del poste. Por su parte Schumacher detuvo el penalti de Lobo Carrasco. Pero la furia española no bajó los brazos y siguió intentando el gol de la victoria.

En los últimos compases. Centro de Señor, que remató Maceda volando en el área y rematando la meta alemana. En semifinales tocaría Dinamarca, a la que vencimos en penaltis y la final … Ya la repasaremos en otro momento de estos partidos históricos.

10.- La mayor goleada de la historia de la selección

Foto de Selección Española (RFEF)

Era un partido amistoso, pero se vieron trece goles en Chamartín y será recordado (hasta que se supere) como la mayor paliza realizada por el combinado nacional. Sería el último partido como entrenador de José María Mateos.

Eduardo González Valiño “Chacho” anotó seis tantos, siendo el récord de goles marcados por un sólo futbolista español en 90 minutos. Un hat-trick en la primera parte y otro en la segunda. Elicegui también contribuyó con tres. Luis Regueiro haría un doblete y Crisanto Bosch el último. Todor Mitchalov se marcaría en propia y así llegaríamos a la mágica cifra de 13 goles. La siguiente goleada sería en los años 80, ¿Os imagináis cuál es no? Es el siguiente partido a analizar.

9.- España 12-1 Malta

Foto de AS

Considerado como uno de los partidos más importantes de la historia de la Selección Española. Celebrado el 21 de diciembre de 1983 en el Benito Villamarín de Sevilla. Era un partido de clasificación para la Eurocopa de 1984. A falta de una jornada, Holanda le sacaba dos puntos a España (se daban dos puntos por victoria) y teníamos una diferencia de -11 goles respecto a los tulipanes. Era una misión casi imposible. Meterle 11 a Malta, pese a que fuera inferior. El jugador más destacado de los malteses, John Bonello, declaró que no volvería a su país si le marcasen 11 goles. Fueron 12, se salvó.

Debido al temporal, muchos aficionados no fueron al estadio, pero van entrando en función de los goles que se están marcando. Algo que ahora sería difícil de ver. No fue tan fácil, en los primeros compases Juan Señor fallaba un penalti y hasta el minuto quince no llegó el primer gol. Tras el gol de Santillana, Demanuele ponía el empate. Estaban como al principio, necesitados de hacer once. El delantero del Real Madrid anotaría otros dos antes del descanso. Con 3-1, la hacienda de llegar a doce era casi imposible.

El milagro de la segunda mitad será recordado como una gesta irrepetible. Dos goles de Rincón antes del minuto sesenta daban esperanza. Pero quedaban siete. En tres minutos, dos de Maceda y otro de Rincón. Llegaríamos al ochenta con otros dos goles más anotados por Santillana y Rincón. Sarabia marcaría el número 11. Y la historia se alineó con Juan Señor que hizo el tanto necesario que nos daba el pase a la Eurocopa. Todos recordamos el grito de José Angel de la Casa en RTVE: ¡Seeeeñoooooooooooooooor, gol de Señooooooor!

8.- Nuestra única final de Copa Confederaciones

Foto de El Heraldo

La Copa Confederaciones es un torneo para los campeones de cada continente. España había acudido a la edición de 2009 como campeona de Europa y no pudo con Estados Unidos en semifinales. En esta ocasión como doble campeona de Europa y del Mundo, iba como favorita y llegó a su primera final.

La suerte estaría del lado brasileño, anfitriona del torneo, que con una generación liderada por el astro Neymar doblegó a base de juego duro y físico al tiki taka. No hubo opción. Fred, delantero de moda marcaba en la primera parte. Neymar en el tiempo de descuento fusilaba a Casillas. Fue doloroso, porque nada más empezar el segundo periodo Fred completaba su doblete. La desesperación hizo que Piqué fuese expulsado y Sergio Ramos fallase un penalti. Todo en contra y medalla de plata.

7.- El día que pasamos de cuartos de final

Diez años del inicio de la era dorada | La Rioja
Foto de Cuatro

El 21 de junio de 2008 será un día muy recordado para los amantes del fútbol en nuestro país. Ese día se rompía un gafe que nos acompañaba desde hace muchas décadas. La barrera de los cuartos de final de un torneo. Y la derribamos nada más y nada menos que contra la actual campeona del Mundo: Italia. 

Tras terminar el tiempo reglamentario y la correspondiente prórroga con empate a cero en el marcador, los chicos de Luís Aragonés se jugaban el pase a las semifinales desde los once metros. Es un punto clave en la historia moderna de la Selección. El camino que abría la puerta a cuatro años de dominio en el planeta. Y para ello teníamos que doblegarles desde la pena máxima.

Villa, Cazorla y Senna marcaban los tres primeros, mientras que Casillas detenía uno a De Rossi. La emoción la puso el penalti fallado por Güiza, pero respondía El Santo parándole uno a Di Natale. El último era para Cesc, el cual confesó que “Llevaba sin tirar un penalti desde juveniles”. Lo marcó y el resto es historia.

6.- El gol de Puyol

El gol de Puyol a Alemania metió a España en su primera final de un Mundial - Deportes Cuatro
Foto de Cuatro

La España del tiki-taka dominaba los partidos pero tenía poco gol. Desde la fase de grupos, fue sorteando a los rivales por 1-0 (incluida la final que veremos en otro momento). La solidez defensiva fue clave, para no encajar y buscar las oportunidades en acciones de elaboración. Pero tocando y tocando frente al área enemiga nos topábamos con otro muro y precisamente tuvo que llegar en un saque de esquina.

Históricamente los alemanas, más rudos y altos que los españoles, en las jugadas de estrategia nos habían impedido anotar. Pero esta vez fue diferente. Córner botado desde la izquierda por Xavi al segundo palo, donde aparece Piqué, pero con un salto potente se cuela Puyol para perforar la meta de Neuer. Era el pase a una final de una Copa del Mundo.

5.- No pasa nada, tuvimos a Arconada

Foto de La Vanguardia

Miguel Muñoz, uno de los mejores entrenadores españoles de todos los tiempos, compuso una selección de ensueño en los 80 preparada para realizar grandes gestas. Casi lo consigue porque se metió en la final de una Eurocopa y no la levantó de milagro.

La Selección fue primera de su grupo tras dos empates y una victoria. 1-1 ante Rumanía con gol del Lobo Carrasco de penalti. Mismo resultado contra Portugal pero con gol de Santillana. Y el famoso y mencionado gol de Maceda en el duelo vital con Alemania.

En la siguiente fase, empate ante Dinamarca con gol de Maceda y en los penaltis (sin fallo español) anotan Santillana, Señor, Urquiaga, Víctor y Sarabia. Arconada detiene el de Elkjaer.

Pero en la final ante Francia en el Parc des Princes no corrimos la misma suerte. Una falta no muy peligrosa de Platini se cuela debido al error garrafal de Arconada que no la atrapa. Y en el último suspiro Bruno Bellone coloca el 2-0. Pese a la derrota, se recordó por casi tres décadas cómo la última hazaña de la selección.

4.- Marcelino, gol y Eurocopa

Foto de Marca

España acogía en 1964 la fase final de la Eurocopa. Tan sólo cuatro selecciones tenían el privilegio de levantar el galardón. Dos únicas sedes: Camp Nou y Santiago Bernabéu. La Selección ganaba en la prórroga a Hungría con gol de Amancio y la URSS por 0-3 a Dinamarca. La historia nos volvía a enfrentar a la Unión Soviética.

Si recordáis, hace cuatro años, Francisco Franco había retirado a España por motivos políticos, así que esta final era mucho más que un partido de fútbol. Pereda marcó en el seis y dos minutos después empataban los soviéticos con gol de Jusaínov. Pasaban los minutos y el marcador no se movía. Hasta que en el 84, tras un pase de Pereda, Marcelino marcaba el tanto de la victoria. Así se escribía la primera página dorada en la historia de España.

3.- El inicio del ciclo lo marca la Euro 2008

Foto de AS

Luís Aragonés confeccionó una selección ganadora en 2008. Al dar la lista de convocados, sorprendió a todo el mundo por no incluir a Raúl González Blanco, el eterno capitán del combinado nacional. Buscaba otro fútbol y la jugada le salió de cine. Tampoco contó con el crack Bojan Krkić, que no estaba anímicamente preparado para la cita.

España fue campeona del grupo D con 9 puntos doblegando a Rusia, Suecia y Grecia. Pero eso no le impidió enfrentarse en cuartos a Italia, que era segunda del grupo C. Ya hemos mencionado en este artículo lo que pasó en esa famosa tanda de penaltis. Pero en semifinales volvía a tocarnos Rusia. Pese a no ser de las favoritas había goleado a Países Bajos.

Tras una primera parte sin ocasiones, en la segunda el viento viró a favor de La Roja que con goles de Xavi, Güiza y Silva acabo gustándose en los últimos compases. Por otro lado, Alemania sufría para ganar a Turquía. En la final, el solitario gol de Fernando Torres a la espalda de la defensa, para picarla sobre Jens Lehmann es ya, historia de nuestro fútbol.

2.- El final del ciclo glorioso

Foto de Mundo Deportivo

Cuatro años después España revalidaría título continental en una final pletórica y perfecta con Vicente Del Bosque como maestro de orquesta. Perfeccionando el trabajo de Luís Aragonés, y con el cartel de campeones del Mundo, la selección fue un rodillo en las fases del torneo y conquistó Kiev con un partido para la historia.

El primer partido no fue bueno, gracias a un gol de Cesc empatamos con Italia. Por aquel entonces, se hablaba del debate del falso 9 o del delantero puro. Contra Irlanda marcaba dos Torres y otro Cesc desde el banco. Aportaba también en el 4-0 David Silva. En el tercer partido, ante una correosa Croacia, un solitario gol de Jesús Navas en el 88 nos daba la clasificación.

En cuartos tocaría Francia, que había sido segunda en el Grupo D. Xabi Alonso marcaba de cabeza en la primera parte y desde el punto de penalti en la segunda. Nos esperaba, con sed de venganza, la Portugal de Cristiano Ronaldo en semifinales. Partido muy duro y sin apenas ocasiones, en los penaltis volvería a decantarse la fortuna a nuestro favor. Tras fallo de Meireles y de Alonso, España no fallaría de la mano de Ramos, Piqué e Iniesta. Portugal volvía a errar con Bruno Alves (Cristiano se había reservado el quinto) y Cesc, otra vez, nos daba el pase a una nueva final.

En el Olímpico de Kiev, España tocó la gloria y cerraba un arco de cuatro años con Eurocopa-Mundial-Eurocopa. Hito sin precedentes en la historia del fútbol. Tras un gran inicio con gol de Silva de cabeza, en el añadido Jordi Alba ponía el segundo y encarrilaba el duelo ante Italia. La azzurra peleó sin éxito y en el último compás Fernando Torres y Juan Mata endosaban otros dos goles. Icónica será la imagen de Casillas pidiéndole al arbitro que no añadiese nada para no prolongar el sufrimiento italiano. Pero aún más lo sería verle por tercera vez llevar a lo más alto una copa para nuestro país, la tercera Eurocopa.

1.- El día del fútbol español

Foto de Marca

El partido de todos los españoles. El momento en el que todo un país se paró y vibró al unísono. Uno de los momentos más felices del territorio nacional, el día en el que fuimos campeones del Mundo. Gesta sin precedentes y difícil de batir, solo de igualar. Todos gritamos ese gol de Iniesta en la prórroga ante Países Bajos.

Recordando el torneo, los inicios no fueron fáciles y se llegó a cuestionar a Del Bosque tras el mal inicio con Suiza. Pese a que los nuestros fueron mejores, perdieron 1-0 en un encuentro extraño y sin fortuna. Pero salvaron la papeleta para pasar como primeros, tras ganar 2-0 a Honduras con doblete de Villa y 2-1 a Chile. En ese encuentro volvía a ver puerta Villa y Andrés Iniesta.

En octavos de final nos esperaba Portugal, y gracias a una jugada entre Xavi y Villa abrimos la lata. Con algo de fortuna, ya que el Guaje estaba ligeramente en fuera de juego, se plantó ante Eduardo y tras un golpe en el larguero la pelota se coló en las mallas de los lusos. Llorente, delantero del Athletic fue clave para este partido.ç

En cuartos, Paraguay puso las cosa complicadas y la fortuna nos llamó a la puerta. Primero para que San Iker Casillas parase un penalti a Cardozo, ayudado por Reina que le conocía de la Premier, y después para que Villa viese puerta tras dos toques con los postes de la meta rival.

El partido de semifinales contra Alemania, ya mencionado en el reportaje, es historia de nuestro fútbol. El billete para una final contra una temida selección. Gracias al gol de Puyol tras el córner de Xavi, nos hacían soñar con disputar el partido que todo futbolista sueña con jugar. Supimos aguantar las envestidas germanas.

Y la final, que decir de ese partido que no se haya escrito ya. El momento más bello y precioso que hemos disfrutado como amantes. Da igual Real Madrid, Barça, Atlético o Deportivo, todos éramos España. Y esa fue la clave. Un equipo soñador que supo jugar esa final del Mundial ante Países Bajos. Aguanto el temple contra las embestidas y agresiones del rival, no dejó de intentarlo y en la prórroga, ganó la final. Cada vez que lo recuerdo, se me paró el corazón y el mundo. Sabía que era gol de Iniesta, todos lo estábamos alentando y empujando desde casa, pasó fugaz y entró en la meta de Stekelenburg. Y tocamos el cielo de Sudáfrica. Imposible no recordarlo cada día de nuestra existencia.

La mejor forma de terminar este artículo es darle las gracias a los 23 héroes encabezados por Vicente del Bosque por lo que hicieron por España: Iker Casillas, Víctor Valdés, Pepe Reina; Raúl Albiol, Gerard Piqué, Carles Puyol, Carlos Marchena; Joan Capdevila, Sergio Ramos, Álvaro Arbeloa; Sergio Busquets, Javier Martínez, Xavi Hernández, Andrés Iniesta, Xabi Alonso, Cesc Fábregas, David Silva, Juan Mata; Pedro Rodríguez, Jesús Navas, Fernando Llorente, Fernando Torres y David Villa. GRACIAS.