LPGA

Angela Stanford gana el Volunteers of America Classic, previo al US Women´s Open de esta semana

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Angela Stanford celebra un golpe en el VAC

Una semana después de que Angela Stanford lograra su primera victoria en el LPGA Tour en el ShopRite Classic en 2003, se encontró en una final de 18 hoyos con Hilary Lunke y Kelly Robbins en el U.S. Women’s Open. Terminó un golpe detrás de Lunke y no fue hasta el Evian de 2018 donde Angela recogería su primer título importante.

Ahora la jugadora de Lone Star State de Fort Worth, de 43 años, a través de la Universidad Cristiana de Texas, se dirige al sur, a Houston abrazando el trofeo Volunteers of America Classic, esperando que la historia se repita, esta vez con un resultado ligeramente diferente, en el U.S. Women’s Open de esta semana.

Stanford, tiene 7 victorias en el LPGA Tour. Con una vuelta de 67golpes en The Colony, al norte de Dallas, logró la victoria con siete bajo par, con dos golpes de ventaja sobre las ex campeones del Open USA Inbee Park y So Yeon Ryu, así como Yealimi Noh, de 19 años.

A lo largo de su carrera profesional, que comenzó en la escuela LPGA Q en 2000, Stanford ha conocido altibajos, tanto personal como profesionalmente. Después de ganar en 2003, tardó cinco años en conseguir su siguiente victoria. Luego fueron tres años entre la victoria No. 4 y No. 5 y luego otros seis años hasta ganar la No. 6.

En medio de todo eso, su madre fue diagnosticada con cáncer de mama en 2009. Que Nan y Steve Stanford estuvieran en el VOA Classic para ver a su hija ganar, a menos de una hora de su casa, fue especialmente significativo.

“Es genial”, dijo Stanford, luchando contra las lágrimas. “Mis padres nunca me han visto ganar en directo. Eso es muy importante”.

También es bastante grande la determinación que llevó a Stanford de vuelta al círculo del ganador. Después de ganar en Evian, Stanford dejó que su mente vagara, pensando en lo que era lo siguiente para ella. Estaba la Fundación Angela Stanford y las becas que proporcionaba.

Estaba su fe, su familia y sus amigos. Y cuando aceptó un puesto como asistente del capitán Pat Hurst en el equipo estadounidense para la Solheim Cup 2021, Stanford parecía estar poniendo golf competitivo en un segundo plano.

Ahora Stanford tiene que recpacitar. Con la victoria de Volunteers of America, un sexto puesto en el Pelican Women’s Championship prese y un tercero en el Walmart NW Arkansas Championship , podría jugar en el equipo de la Copa Solheim de los Estados Unidos por séptima vez.

“Eso está muy lejos”, dijo Stanford sobre la Copa Solheim, sin querer admitir un pensamiento que seguramente alberga. “He disfrutado siendo capitán asistente. Veremos qué pasa”.

Por mucho que Stanford haya disfrutado de ser una capitana asistente, también le gusta competir. Le gusta mucho competir. Ella demostró eso una vez más en el Volunteers of America Classic.

La temporada 2021 será la tercera década de Stanford en el LPGA Tour. Parece dispuesta al desafío. Por ahora, está en Houston y el U.S. Women’s Open.