Zalgiris 62-73 Barça

El Barça toma aire en Kaunas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Kuric (15 puntos) y Davies (16 puntos) endulzaron el regreso de Jasikevicius al Zalgirio Arena, donde recibió un bonito -dentro de las posibilidades- homenaje. El Barça dormirá líder de la Euroliga.

Llegaba el Barça a Kaunas con una cadena de resultados poco favorables. Las derrotas ante Valencia y Asvel enfurecieron a un Jasikevicius que llegaba a su casa con el objetivo de llevarse una victoria. Y así fue. Sin embargo, no fue para nada una tarea fácil. Zalgiris atosigó por momentos a los blaugrana, que se sobrepusieron desde la defensa y la aportación de Kuric y Davies.

Los culés afrontaron mejor el primer cuarto pese a que no estuvieron excesivamente cómodos. Entraron mejor, eso sí, haciendo un parcial inicial de 0-6. Los errores en ambos equipos crecieron por la defensa marcada en sendos sistemas. Pese a ello, Zalgiris alzó el vuelo con un 7-0 y colocó el 11-10 con tres minutos por delante por jugar en el primer cuarto. Smits con una canasta, decantó el cierre a favor de los de Saras que se fueron al final del cuarto con un 14-17. Una montaña rusa para abrir el partido.

Y así se mantuvo el encuentro en los minutos sucesivos. Tramos de idas y venidas de ambos conjuntos que sacaron tajada de sus mejores momentos. Como en el segundo cuarto, cuando el Barça se vio frenado en ataque y el partido entró en un caos. Jasikevicus dio entrada a Calathes para apaciguar las ideas en pista. Sin embargo, fue Kuric el encargado de darle a los suyos la delantera en el partido tras una canasta que puso el 20-24 antes de encarar vestuarios.

Tras el regreso a pista, el equipo catalán penetró la canasta rival con contundencia para firmar un parcial de 0-7 -mismo guion que el primer cuarto-. El Barça pareció respirar más y encontró en Davies un apoyo para secar a Zalgiris, aunque no a Jokubaitis. La joven perla de los lituanos firmó un recital de recursos técnicos y ofensivos: finalizaciones, fintas, pases tras bote, puntos. En defensa se mostró menos contundente. El joven consigiuió dar alas a los suyos para intentar disminuir distancias en un tercer cuarto que finalizó 48-55.

En un encuentro con poco acierto, Zalgiris sorprendió al abrir el último cuarto con dos triples consecutivos que hicieron remangarse al Barça. Jasikevicius, el menos contento de todos, se mantuvo con su lenguaje no verbal en el banquillo para encontrar una reacción en los suyos. Acabó llegando para cerrar con holgura el partido. Abrines y Hanga anotaron desde la línea de tres y llevaron a remolque a los lituanos el resto del partido. Sin reacción de los locales, los culés sellaron un triunfo que les da el derecho a dormir líderes esta noche tras recuperar esa posición esta jornada.