Champions League

Shakhtar 2-0 Real Madrid: El desastre era esto

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El drama llegó en forma de frío y goles. El Real Madrid se complica la vida en el Olímpico de Kiev después de caer por 2-0 ante el Shakhtar, un equipo que solo ha ganado al Madrid en esta Champions y que todos los goles que ha marcado se los ha marcado al equipo blanco.

Como se suele decir, el Madrid iba a por lana y salió trasquilado. Porque los de Zidane buscaban revancha después de la derrota en el Di Stéfano y después de la pobre imagen que está dejando en LaLiga pero no pudo ser. La noche le exigía un partido de ‘Champions’ y acabó mostrando una cara de Copa del Rey, donde los ucranianos con un poco más de ganas terminaron por mostrar los problemas de los blancos.

Trubin apenas trabajo, dos remates aislados en la primera puerta, uno muy bueno de Asensio fue todo lo que paró el portero del Shakhtar que en la segunda parte fue muy superior al Real Madrid. Los de Luis Castro venían de recibir un 10-0 en el global de los cruces contra el Gladbach y pareció que los goleados eran los de Zidane que ahora dependen del Inter para que no haya drama en la casa blanca.

Zidane sacrificó a Casemiro y ya saben, cuando eso sucede, el Madrid sufre. El dibujo de los blancos por la ausencia del brasileño pasó a ser un 4-2-3-1 con el doble pivote Kroos-Modric y Odegaard jugando de enganche con Rodrygo y Asensio por banda para administrar balones a Benzema que era la gran esperanza blanca. Se quedó en eso, en esperanza.

Es de justicia decir que Courtois en la primera, tampoco tuvo mucho que hacer. Los de Castro se metieron atrás, cómodos a la espera de los contragolpes mientras que el Madrid, mucho más incisivo lo intentaba una y otra vez sin éxito alguno.

El drama de los 45 minutos

El Shakhtar salió caliente a la segunda parte y al Madrid parece que los pocos copos de nieve que cayeron le dejaron helado. Un error defensivo con Varane, otra vez, como protagonista llevó a Dentinho a anotar el 1-0 en el marcador. Un balón rebotado que el central francés dejo pasar lo aprovechó el del Shakthar para empezar a hundir al Real Madrid.

El gol dio tranquilidad a los ucranianos ante un Madrid que no pudo desarmarlo. Ni las ganas, ni el coraje ni el valor que se pide a los blancos en estos partidos míticos de Champions sirvieron para algo. Zidane lo intentó moviendo de golpe el banquillo con Vinicius, Mariano e Isco pero poco pudieron hacer unos jugadores que, salvo Vinicius, apenas cuentan para el entrenador.

En el intento de buscar el empate, los de Zidane se lanzaron en tromba a por el gol y en una contra Solomon sentenció el partido y puede que al equipo blanco, que tendrá que esperar a lo que pase entre Inter y Gladblach para valorar si la debacle no fue para tanto.