Clasificación Eurobasket

Plácida victoria de España ante Rumanía para meterse en el Eurobasket

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

España se clasificó para el Eurobasket de 2022 después de cumplir el guión previsto este lunes y ganar por un contundente 94-51 a Rumanía, en su segundo partido de la ‘ventana FIBA’ que acogió La Fonteta de Valencia.

Cualquier atisbo de duda que pudiera dejar la derrota del sábado ante Israel tras tener el encuentro bastante controlado al descanso no apareció 48 horas después. Los de Sergio Scariolo jugaron con concentración e intensidad, mucho más que suficiente para sumar su segunda victoria en esta fase de clasificación, ambas ante un combinado rumano, cuya resistencia duró si acaso los primeros cinco minutos.

España no falló y aseguró su presencia dentro de dos años entre las mejores del Viejo Continente para luchar por las medallas, aunque, respecto a la fase de clasificación para el último exitoso Mundial, la hoja de servicios no sea hasta el momento tan excelsa a falta de jugar todavía contra israelíes y Polonia, verdugo también en la primera ‘ventana’. El margen también era amplio porque clasificaban tres y el nivel de Rumanía hacía la empresa bastante complicada.

Impulsado por la energía y acierto de Darío Brizuela, la selección española rompió pronto el choque. El escolta de Unicaja firmó en poco más de seis minutos 10 puntos, los mismos que en el partido del sábado, y permitió el despegue de la campeona del mundo, que tuvo a partir de ahí ya un encuentro cuesta abajo.

El vasco, que ya no volvió a anotar más curiosamente hasta el último cuarto, firmó ocho puntos seguidos, con dos triples y una canasta de dos, y acabó con la resistencia de Rumanía, totalmente ‘negada’ en el tiro exterior. Los de Tudor Costescu acabaron el partido con un 1/15 en triples y menos del 30 por ciento en tiros de dos, además de perder 18 balones y de ser apabullado también en los tableros (57 rebotes, 20 ofensivos, a 32), argumentos claros de una debilidad que no desperdiciaron los de Scariolo para exhibirse, aunque no se dio continuidad al gran primer cuarto.

La selección, a la que también le faltó puntería desde el triple (6/24), acabó el primer cuarto con 27 puntos y ya una buena ventaja (27-12), pero poco a poco fue entrando más en un juego más impreciso, reflejado principalmente en el tercer cuarto, saldado con un discreto 13-12.

El técnico italiano debió aleccionar a los suyos, que reaccionaron en los últimos diez minutos para endosarle un descomunal 36-8 y sentenciar una victoria por encima de los 50 puntos, con buen trabajo colectivo, con cinco jugadores en dobles dígitos de anotación, liderados por los 17 de Brizuela, mientras que Barreiro logró un gran ‘doble-doble (11 y 11). En el bando rumano, ni Watson (3) ni el ACB Emanuel Cate (1), se ‘enchufaron’ en ningún momento, y Tohatan (13) fue su hombre más destacado.