Rugby

El VRAC Quesos Entrepinares vence al AMPO Ordizia y sigue sin conocer la derrota

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Foto: Paco Gozálbez

El gran partido vivido entre el VRAC Quesos Entrepinares y el AMPO Ordizia se decidió en favor de los locales gracias a su brillante gestión del juego en últimos minutos, que les sirve a los vallisoletanos para sumar el pleno de victorias en estas cuatro jornadas y auparse a la primera posición de la Liga de División de Honor. Aprovecharon la ajustada y muy trabajada machada del UBU-Bajo Cero Aparejadores ante el Lexus Alcobendas Rugby, que consolida a los burgaleses en la zona alta.

Mención especial también para la gran actuación de Les Abelles, que vuelve a ganar en casa y se les puede considerar la revelación de lo que va de campeonato, quizás junto al Barça Rugbi. Este último sacó adelante con oficio una visita complicada en Fadura. El SilverStorm El Salvador y la UE Santboiana, dos equipos que venían de recibir un duro golpe en la J3, completan el cuadro de triunfadores del fin de semana con sendas victorias holgadas.

Carrusel de emociones en el único partido adelantado al sábado de la cuarta jornada, en el que el SilverStorm El Salvador tuvo que sacar toda la artillería para remontar un encuentro que el desparpajo de la jovencísima plantilla del Complutense Cisneros dominó en la primera parte. La experiencia de los vallisoletanos terminó imponiéndose para cerrar el encuentro con un marcador de 8-27 y bonus ofensivo incluido.

No pudieron bailar los de azul-azul el ‘Parabá’ esta vez, aunque al término de la primera parte el Central de la Complutense de Madrid vibraba con el parcial de 8-3 propiciado por un precioso ensayo de Héctor Medina tras una clínica patada de Rafa Escario. En la segunda mitad la reacción de los de Juan Carlos Pérez fue realmente notable, y espoleados por un tanto de Alvarado en el minuto 41 fueron construyendo la remontada y volviendo a la senda de la victoria. Además, este triunfo cuenta doble, ya que computa en la carrera a las semifinales de la Copa del Rey.

El representante cántabro de la máxima categoría masculina, alejado del juego de alta intensidad al que nos acostumbró los últimos años, sigue una fecha más sin puntuar. La UE Santboiana reforzó su fama de equipo muy fiable en casa al no dar opciones al Independiente RC casi desde el pitido inicial, algo que refleja fielmente el resultado final de 50-19. Si bien ganar fue fruto del desempeño coral y del sacrificio colectivo de los locales, cabe ensalzar el fantástico estado de forma de la tercera línea del decano, una de las más completas del campeonato. La reacción visitante llegó de forma tardía e intermitente.

En el extremo opuesto de la tabla con respecto a los bisontes, el VRAC Quesos Entrepinares demostró ante el AMPO Ordizia que, aun con varios tramos de mucha imprecisión en el juego, es un conjunto capaz de sacar lo mejor de sí en situaciones muy desfavorables, sumando cinco puntos de oro. Con la determinación de jugadores como Jorge Ortiz, Axel Papa o Alejandro Alonso (por nombrar algunos), fueron capaces de revertir la tendencia dominante de los guipuzcoanos en más de una ocasión cuando parecía que todo iba a favor de los visitantes, que en el 50′ ganaban 12-19. Esto y la experiencia de un equipo campeón en los 10′ finales terminó de plasmar el 32-19 local.

A la misma hora se vivía de forma vibrante la otra circunstancia que sitúa al VRAC en lo alto de la tabla. Tras una primera parte muy igualada entre el UBU-Bajo Cero Aparejadores y el Lexus Alcobendas Rugby, con un ritmo en general bastante lento y los puntos llegando tras errores aislados pero importantes de dos equipos que sabían lo mucho que había en juego, la segunda solo se le pareció en términos de igualdad. Comenzaron a llegar varias acciones individuales notables que rompieron la dinámica del partido. Los de Juan González llegaron por detrás al tramo decisivo y cuando tuvieron que arriesgar más, con un Nico Rocaries al que le sale todo, les salió bien la apuesta. La impecable defensa local sirvió para retener el 31-29 en la última jugada.

Por descabellado que parezca, quizás los 10 puntos que ya suma el CP Les Abelles no hagan suficiente justicia al impresionante inicio de campaña que permite a los abejorros tener a tiro la mitad alta, gracias en parte al tremendo debut de Steve Barnes con ensayo de touche-maul incluido. Ante el Ciencias Universidad Pablo de Olavide vencieron por 17-6 a pesar de una primera media hora dominada precisamente por los de Manu Mazo, que vuelven a dejar destellos de equipo ganador y certezas de equipo en problemas. Necesitan llevarse una alegría que tampoco pudo llegar en Valencia, ciudad que a este ritmo seguirá teniendo rugby al más alto nivel el año que viene.

El otro recién ascendido, el Getxo RT, también está dando la cara cada vez que salta a escena en la División de Honor 2020-21, pero su ímpetu y sus tremendas escapadas en continuidad al contraataque no fueron suficientes para doblegar a un Barça Rugbi muy serio en los momentos clave. Sin demasiada brillantez, pero con seguridad en todo momento, cuando los de Sergi Guerrero dominaban, tuvieron la suficiente paciencia y precisión para no desaprovechar sus oportunidades, y cuando eran dominados, supieron aguantar la presión y frenar varios envites continuados del rival. Buena imagen de los vizcaínos a pesar del 15-26 final, pero les faltó dar un pasito más.