Elecciones en el Barcelona

Rousaud tratará la vuelta de Neymar y el cambio de nombre del Camp Nou por Leo Messi

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El precandidato a la presidencia del FC Barcelona Emili Rousaud, exvicepresidente del club en el anterior mandato de Josep Maria Bartomeu, ha explicado este jueves en la puesta de largo de su proyecto ‘Els millors, al Barça!’ (‘Los mejores, en el Barça!’) que está negociando un posible regreso de Neymar al club.

“Necesitamos tener uno o dos jugadores franquicia. Trabajamos en traer dos jugadores absolutamente top. Cuando retire las demandas contra el Barça, nuestra candidatura está trabajando en un posible regreso de Neymar”, anunció en rueda de prensa.

“Esperamos anunciar en breve el nombre del segundo jugador franquicia, que no dejará a nadie indiferente. Tenemos línea directa con el jugador”, aportó de cara a un segundo nombre que se guardó.

Estos dos jugadores franquicia, Neymar y el ‘as en la manga’, llegarían libres y sin precio de traspaso, en los mercados de 2021 o 2022. “El fichaje de Neymar ahora es inasumible. No hay fichaje con traspaso, no habría pago económico. Sería al final de su contrato. No se hará un equipo en dos días, no”, añadió.

Por otro lado, expresó que su intención es que el club “cuide a sus ídolos”, siguiendo el ejemplo del Bayern de Múnich. “Si ganamos, queremos contar con Xavi, Puyol e Iniesta y plantearles un vínculo firme y de máxima relevancia con el club, el equipo y la Masia”, manifestó, pese a que Xavi sería, en principio, miembro de la precandidatura de Víctor Font.

Otra ‘bomba’ fue la intención de renombrar el estadio blaugrana en honor al capitán, Leo Messi. “Ponerle su nombre al estadio es un homenaje que me gustaría hacerle. Messi es presente e historia viva del fútbol mundial y del Barça. Propondremos, en Asamblea, que el estadio pase a llamarse Camp Nou Leo Messi. Sería la guinda de una preciosa historia de Messi con el Barça”, manifestó.

En cuanto a su continuidad o no, se mostró prudente. “El futuro de Messi está en sus propias manos. Su contrato finaliza esta temporada y puede tomar la decisión de abandonar la disciplina del club. Se tendrá que hablar con él y ver si se puede llegar a un acuerdo, sin obviar la situación económica. Habría que ver si podemos acercar posiciones”, reconoció.

Sí tiene claro que construirá el equipo de fútbol desde la base de la dirección técnica. Y tiene director técnico. “Hemos contactado con diversos directores técnicos, y el resultado de los últimos cinco años avalan que hemos hablado con el mejor. Tenemos un acuerdo para que se incorpore al club y construya el equipo de la próxima temporada. Esperamos poder anunciarlo en breve”, apuntó.

Preguntado por el actual entrenador, Ronald Koeman, señaló que el director técnico que tienen atado tenía otros planes, aunque estos se hicieron antes de la llegada del neerlandés, cuando Quique Setién era el ocupante del banquillo blaugrana. Ahora, pide paciencia y éxitos para Koeman.

“Nuestro apoyo a Koeman es absoluto y total, deseamos que tenga muchos aciertos, que serán los del barcelonismo. Pero si algún día hace falta abordar la llegada de un nuevo entrenador, nuestro director técnico ya tiene un nombre y está actualmente entrenando a uno de los mejores equipos del mundo”, matizó.

Rehacer equipo, economía y club

Rousaud tiene claro que su proyecto se basa en un triplicado concepto: “Esta candidatura tiene tres retos; rehacer el equipo, para rehacer la economía y rehacer el club”. Y ello para, en dos años, tener el mejor equipo de la Liga y estar entre los favoritos a la ‘Champions’, y ser “equipo campeón”.

“Para rehacer el club, hay que rehacer el equipo. Con un equipo campeón, los ingresos se disparan. En dos años, hay que ser el mejor de la Liga y estar entre los tres favoritos a la ‘Champions’, no hay otro camino y volveremos a traer a los mejores jugadores al Barça”, recalcó.

Y, ¿por qué decide dar este paso? Por “ilusión, compromiso y por experiencia”. “Ilusión por encabezar un equipo y proyecto para rehacer el equipo, la economía y el club. Compromiso con mis consocios de que me dejaré la piel para volver a hacer del Barça el primer equipo del mundo. Y por experiencia, de años en el mundo de la empresa, fundé de cero Factor Energía”, recordó.

“Esto avala capacidad de gestión, y he estado los últimos cinco años al servicio de mi querido Barça, conozco la casa y me permite valorar los cambios a hacer para llegar al objetivo de volver a ser el mejor club del mundo”, añadió.

En cuanto a su dimisión, no se arrepiente de ello. “En abril dimití de la vicepresidencia institucional al saber que los valores del club habían sido vulnerados por el ‘BarçaGate’, una gestión de redes con opacidades, que me llevó a tomar de esta decisión traumática. Dije basta en cuanto esa cuestión estaba echa a mis espaldas”, se sinceró.

“Había sido elegido por la anterior Junta como le delfín de una posible candidatura continuista, pero al tomar la decisión de dimitir eso se rompió. Me tomé un periodo de reflexión. Con el 2-8 o el caso Messi, me decidí a dar este paso y he estado trabajando en esta candidatura. Es momento de abrir una nueva etapa y pasar página al último año y medio de la etapa de Bartomeu”, concluyó.