Euroliga

Cae el Madrid ante el CSKA en el primer partido de la ‘era post Campazzo’

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El Real Madrid cayó (74-73) este jueves ante el CSKA en la jornada 11 de la Euroliga, poniendo fin a su racha de 11 victorias seguidas, un choque que se adueñó poco a poco Mike James (28 puntos) en el primer día sin Facundo Campazzo para los blancos.

James, de menos a más, marcó diferencias en Moscú, donde no gana el Madrid desde 2008. Los de Pablo Laso tuvieron una buena opción de lograrlo este jueves, a pesar de que ya no cuentan con el ‘Facu’. El argentino puso fin al culebrón y el domingo jugó su último partido de blanco ante el BAXI Manresa, antes de irse a Denver.

Sergio Llull asumió la mayor parte de los minutos y protagonismo que dejó su amigo, pero James fue el decisivo. El base americano apareció en el despegue de los rusos en el tramo final (70-66), a tres minutos del 40′, pero el Madrid tuvo ataques para remontar. El aro escupió esos intentos, hasta que acertó Thompkins.

Su triple, con 15 puntos de lo mejor en los visitantes, puso uno arriba al Madrid a poco más de 20 segundos del final. Una posesión que, estaba claro, fue para James. El base ex de Baskonia falló el primero pero le cayó el rebote y, en el más difícil todavía, anotó desde la esquina y recibiendo falta para ganar el partido.

Al equipo español le costó de inicio, bien el CSKA en especial Shengelia, pero llegó a encontrar un buen ritmo en un pabellón maldito. Reaccionó el Madrid para remontar el primer parcial (17-20), con Thompkins ya muy destacado. En el segundo cuarto hubo intercambio de golpes, con Llull, nuevo socio de Tavares, y Randolph. En los locales, James ya se entonaba.

Tras el descanso se espesó el juego del Madrid, con déficit también en el rebote y pocos puntos en pista. Los de Laso buscaron volver a mandar pero no fue hasta seis minutos del final con un triple de Llull. James había liderado la resistencia y en ese desenlace apretado volvió a aparecer. Se cerró entonces el aro rival para un Madrid que aún se agarró al partido con Thompkins.

La última posesión la aprovechó James para dejar el triunfo en Moscú y apretar al Barça por el liderato. Mientras, el Madrid, que acumulaba cinco victorias seguidas en Euroliga y peleaba por entrar en el ‘Top 4’, frena su racha en un momento de incertidumbre por la tarea de suplir al ‘Facu’, uno de los mejores del continente.