Atlético Pinto

Detenido el expresidente del Atlético Pinto y ProLiga, por su vinculación con el robo al club

La Guardia Civil detuvo el pasado mes de octubre al expresidente del Atlético Pinto y socio fundador de ProLiga, Óscar Garvín, por su presunta vinculación con el robo que tuvo lugar en las oficinas del club el pasado septiembre, en un momento en que la entidad mantiene un contencioso con el Ayuntamiento pinteño por el intento de desalojo del estadio municipal ‘Amelia del Castillo’.

Según ha confirmado la Comandancia de la Guardia Civil, la detención se produjo el pasado 13 de octubre al atribuirle la autoría intelectual al expresidente, quien supuestamente habría encargado el robo, que fue grabado por las cámaras de seguridad de las instalaciones deportivas.

Garvín está en libertad con cargos y, según el Instituto Armado, se le imputa un delito de “robo con fuerza”. Además, la Guardia Civil ha confirmado que se investiga también –según ha adelantado el diario El Mundo– a un utillero del club y a la pareja de Garvín, quien también estaría implicada, tras las correspondientes identificaciones de testigos.

En la grabación del robo –que se cometió el pasado septiembre– se ve a dos personas, una de ellas con la cara descubierta, merodear de noche por las instalaciones y sustraer presuntamente material y documentación tras desconectar la alarma.

Cerradura sin forzar

El robo siempre levantó sospechas porque las cerraduras no fueron forzadas y por la familiaridad con que se movían por estas instalaciones los dos presuntos ladrones, según se desprende de las imágenes grabadas por las cámaras.

En aquel momento, el Atlético Pinto informó de que había desaparecido una caja fuerte, un ordenador portátil y diversa documentación. Óscar Garvín abandonó la presidencia del club pinteño, que milita en Tercera División, el pasado mes de julio tras once años en el cargo.

Mientras, en las últimas horas, se ha conocido que el club ha decidido destituir a la Junta Directiva debido “a la mala gestión económica y deportiva llevada cabo”, según argumenta en un comunicado la entidad. El club espera “poder superar pronto esta situación de interinidad”.

El equipo pinteño se mantiene inmerso en un contencioso con el Ayuntamiento por el uso del estadio municipal ‘Amelia del Castillo’, que la Administración local quiere que pueda ser usado en igualdad de condiciones por otras entidades.

Ante ello, los responsables municipales decidieron hace unos meses cambiar la cerradura de las instalaciones, lo que motivó una denuncia por presunta prevaricación administrativa contra dos concejales de Gobierno que un juzgado ha archivado.