Estudiantes 78-92 FC Barcelona

El Barça tramita a un Estudiantes que maquilló al final

El Barça echó del partido a los colegiales a los diez minutos de partido.

Cinco meses justos han pasado desde que el 8 de marzo de 2020 se disputara el último partido de Liga Endesa. El desenlace inesperado a una temporada regular que terminó ese último domingo pre-confinamiento. Fue un Estudiantes – Barcelona. Ese día hubo batalla. Hoy, no tanta. Los colegiales se vieron derrotados demasiado pronto y los culés no tuvieron compasión. Los dos primeros cuartos fueron devastadores para un Movistar Estudiantes que maquilló cuando no quedaba partido.

La intensidad es algo que nunca negocia Jasikevicius. Hoy no iba a ser menos. Así fue. El equipo catalán jugó un partido muy completo desde el inicio: Solidez defensiva, intensidad, ritmo y alto nivel ofensivo. Mucho Abrines y Mirotic para un Estudiantes al que se le fundieron los plomos pronto. El derribo constante desde el perímetro por parte de los visitantes fue motivo de hundimiento ramireño.

Se atascó el equipo de Javier Zamora. Solo Avramovic, que destacó por su electricidad y verticalidad en momentos de sequía, salvó algunos puntos para los suyos. Lo mismo pueden decir el joven Giedraitis y Roberson. Ambos también pudieron encontrar la canasta rival ante un Barcelona clarividente en defensa. No hubo más historia en la primera parte para un Estudiantes que no supo proteger su aro ni su perímetro. Al descanso, el marcador que cuelga sobre techo de un WiZink Center de tímidas voces señalaba un 27-48 en contra del equipo estudiantil.

FOTO: ACB MEDIA CENTER · J. Pelegrín

Tras el paso por vestuarios y con el partido prácticamente cerrado, el equipo madrileño asumió su situación y la mejoró levemente. Se hicieron notar algo más en defensa y Roberson acudió a los puntos desde el triple. Cambió el bombardeo blaugrana desde el triple, no cambió tanto la actuación de Pustovyi. El ucraniano se sirvió una actuación individual de 18 puntos de dominio en el poste. Alec Brown lo sufrió con creces.

Se le quedó un mal debut en ACB al joven Rubén Domínguez (2003), que entró en el equipo en detrimento del capitán Edgar Vicedo (positivo por COVID). El retoque en el marcador por parte del Estudiantes no hizo olvidar la mala primera parte. Además, el arbitraje, que pese a no influir en el resultado con ninguna de sus decisiones, se mostró poco certero tras señalar antideportiva a Djurisic al ir a puntear el tiro. A Estudiantes le costó un hombre menos y a Zamora una técnica. Los colegiales se contagiaron de la desesperación y de las sensaciones que dejaron en un encuentro que fue su sexta derrota en liga.

Llegaron tarde al partido. Cuando quisieron hacerlo el Barça ya tenía asumida su victoria. Jasikevicius lo evidenció cuando hizo rotaciones: Bolmaro y Sergi Martínez disfrutaron de buenos minutos. Y Smits se pudo lucir con sus 23 minutos con 15 puntos.