FC Barcelona 5-2 Betis: Messi ya es decisivo

El FC Barcelona vence al Betis tras una gran actuación de su capitán Leo Messi. El cinco veces balón de oro fue suplente y su entrada dinamitó el encuentro, mostrando la versión que todo el mundo espera de él.

Sorprendía Ronald Koeman dejando a Messi en el banquillo. Más aún cuando ciertos sectores venían criticando al argentino durante la semana por una acción en el partido de Champions en la que el 10 no fue a presionar. La decisión del holandés reavivaba la polémica. El técnico apostó por Griezmann en la demarcación que suele ocupar el capitán y a los cinco minutos, tras un pase atrás de Ansu Fati, el francés estuvo a punto de marcar con un disparo ajustado rozando el palo. En la siguiente jugada sería el joven canterano quien disfrutara de una nueva ocasión.

El Betis respondió y en su primer acercamiento Busquets despejó un balón que casi introduce en su propia portería. En el saque de esquina William Carvalho exigió a Ter Stegen que hizo una parada de mérito para negar el gol al potente remate de cabeza del centrocampista. No paraban de suceder cosas en los primeros minutos. Fati volvió a percutir en el área sevillana y disparó al lateral de la red. Llegaban muy fácil ambos equipos. Griezmann ,que se disfrazó de Messi, empezó a conducir al más puro estilo de la pulga y se plantó en el corazón del área pero cruzó demasiado su lanzamiento. No había tregua y el ritmo era muy alto.

El conjunto de Heliopolis volvió a encontrarse con una nueva oportunidad por medio de Alex Moreno, pero el lateral se quedó a medio camino entre centrar y disparar. Las llegadas seguían sucediéndose y el encuentro era un ida y vuelta constante. Era cuestión de tiempo que uno de los dos encontrara el premio del gol y los locales abrieron la lata por medio de un golazo de Dembelé. El ex del Dortmund recibió la pelota, se perfiló y con la zurda la mandó  a la escuadra. Tras el gol el rumbo del choque no cambió y todo siguió igual. Griezmann volvió a perdonar y los culés evidenciaban sus problemas para materializar sus ocasiones.

Alex Moreno superando a Lenglet. Vía: Real Betis

En una nueva aproximación Mandi barría a Ansu Fati en el área y cometía penalti. Griezmann, que hoy ocupaba el sitio de Messi incluso como lanzador de los penaltis, erró la pena máxima. Bravo adivinó las intenciones del campeón del mundo y el Barça volvía a perdonar. Los de Pellegrini fueron cediendo la posesión pero seguían llevando peligro a la contra. Tello tuvo la mejor de los suyos tras rematar de primeras un nuevo pase hacia atrás de Moreno que continuaba llegando a línea de fondo. Y en una nueva aproximación Sanabria mandaba a la red un centro de Tello. Los de Koeman habían perdonado y una vez más se encontraban con un resultado escueto para lo que habían generado. El tanto verdiblanco fue el cierre de una agitada y divertida primera mitad.

Koeman metió a Messi en el descanso. En busca seguro de una versión resolutiva del astro argentino. Y vaya si la encontró. No hizo falta que Leo tocase la pelota para decidir y generar efectividad. Jordi Alba en una de sus comunes internadas raseó al punto de penalti donde llegaban Messi y Bravo, el delantero la dejó pasar inteligente y brillantemente, y el esférico acabó en los pies de Girezmann que a placer conseguía, al fin, su gol en el partido. Poco le bastó a Messi para provocar un impacto en el partido y ayudar a sus compañeros.

 

Dembelé dribla a Alex Moreno. Vía: FC Barcelona

El técnico holandés había conseguido el golpe de efecto que deseaba sacando al de Rosario, los blaugranas combinaban en línea de tres cuartos, trenzando buenas jugadas e inquietando a la defensa. Y en una de esas combinaciones tras un gran pase de Griezmann, Messi cedió a Dembelé que fusiló, pero Mandi evitó el gol con la mano. El argelino volvía a provocar un penalti y recibía la segunda amarilla. Leo ejecutó y transformó. Esta temporada se estaba echando de menos al Messi determinante, pero en el duelo de hoy lo estaba siendo. Ya había participado en los dos goles de los culés en el segundo tiempo.

Cuando parecía que los últimos quince minutos iban a ser de trámite, los verdiblancos iban a animar el choque. Alex Moreno por enésima vez penetró el área azulgrana y asistió a Loren que de primeras marcaba a portería vacía. Una vez más los locales eran castigados por su condescendencia de cara a gol. Pero esta era la tarde de la reivindicación de Messi, así estaba escrito, y el guión se cumplió, y tras una pared con Sergi Roberto el ex de Newell´s perforaba la portería bética. Ya en los últimos minutos el lateral volvió a asistir para que Pedri pusiera la manita.