PGA Tour

DJ vuelve a la competición en el Houston Open

“Mi salud es buena. El estado de mi juego es indeterminado”.

Esas fueron las primeras palabras de Dustin Johnson en su conferencia de prensa previa al torneo en el Vivint Houston Open de esta semana, su primera aparición desde que dio positivo por COVID-19.

Johnson dio positivo por el virus antes de la CJ CUP – SHADOW CREEK. También se retiró de la semana siguiente ZOZO CHAMPIONSHIP – SHERWOOD, perdiendo la oportunidad de jugar un campo que conoce bien y donde tiene el récord.

Johnson, vigente campeón de FedExCup, compitió por última vez en el Abierto de Estados Unidos, donde terminó sexto. Fue su quinto final consecutivo de sexto o mejor, un tramo que incluyó su victoria en THE NORTHERN TRUST, la victoria en el TOUR Championship y el subcampeonato en el Campeonato de la PGA y el Campeonato BMW. Esta serie de resultados positivos son comparables a una racha que tuvo en 2017 cuando ganó tres torneos consecutivos antes del Masters.

Pero DJ no pudo competir en Augusta National después de lesionarse en una caída en su casa de alquiler. Este año, su preparación previa al Masters ha sido interrumpida por su positivo en  COVID.

Esta semana, el PGA TOUR visita un campo municipal radicalmente renovado en medio de una gran metrópolis, Houston. Memorial Park, recientemente renovado por el arquitecto iconoclasta Tom Doak, acoge esta semana el Vivint Houston Open. Doak diseñó un campo acogedor para una amplia variedad de jugadores y hospitalario para los aficionados en la cuarta ciudad más grande de EE.UU.

El único participante español esta semana en Houston es Sergio García.