Champions League

El Inter pone a prueba a este desconocido ‘Madrid de Champions’

El Real Madrid vivirá este martes en el Estadio Alfredo Di Stéfano (21.00 horas) una nueva ‘final’ para calibrar su futuro en la Liga de Campeones con un atractivo duelo ante el Inter de Milán, el teórico principal rival de su grupo, pero que llega a la capital también acuciado tras un discreto inicio.

Madridistas e interistas, que acumulan entre ambos 16 Copas de Europa, partían como los de más entidad del Grupo B de la Champions, pero han firmado un mal comienzo que ha convertido este choque ya en ‘decisivo’ antes de afrontar la segunda vuelta. Los de Zinédine Zidane están con un punto, el sufrido conquistado la semana pasada en Moenchengladbach, y los de Antonio Conte, con uno más, gracias en buena parte a un postrero tanto de Romelu Lukaku, el gran ausente mañana, en su estreno ante el Borussia.

Por ello, aunque quedarían nueve puntos todavía en juego y el líder Shakhtar (4) y el Gladbach (2) no están lejos, el partido de este martes podría decidir cual de los dos se queda más al borde del precipicio. En este sentido, el 13 veces campeón de Europa tiene algo más de presión porque, además de ser el colista, juega en casa y no puede permitirse más tropiezo como el sonoro del debut ante el campeón ucraniano.

En este sentido, el empate le vale más a los ‘neroazzurri’ en este duelo que revivirá viejas ‘batallas’ que tuvieron su punto más álgido en los 80 con dos semifinales consecutivas en la Copa de la UEFA (84-85 y 85-86), con las recordadas remontadas merengues en el Bernabéu. En la máxima competición continental, el Inter ganó su primera ‘Orejona’ en 1964 ante el equipo madrileño, pero ambos no se veían las caras desde la fase de grupos de la campaña 97-98, donde intercambiaron triunfos como locales.

El Real Madrid necesita dar un paso adelante para no complicarse su camino hacia octavos. Desde los tropiezos seguidos ante el Cádiz y el Shakhtar, dio síntomas de mejoría con la victoria en el Clásico, pero volvió a sufrir, y mucho, ante el Borussia, al que igualó un 2-0 en los cinco minutos finales. Ante el Huesca, victoria clara (4-1), aunque la mayor alegría fue Eden Hazard.

El mediapunta belga volvió por fin a los terrenos de juego en el Borussia Park, donde salió en la segunda parte, y fue titular ante los de Míchel, con gran gol incluido para abrir el marcador. El de La Louviére puede ser el arma que necesita Zidane para que su equipo mejore por fin a nivel ofensivo y todo hace indicar que será de nuevo de la partida de inicio para desarmar el entramado de tres centrales de Antonio Conte.

Ahora, queda por ver cómo planteará el partido el técnico madridista ante un rival que acumulará mucha gente en el centro del campo y si se vuelve a decidir por el 4-3-3 con el que ha jugado los últimos partidos. En ese caso, junto a Benzema y Hazard, la tercera opción podría ser de nuevo Marco Asensio, más cómodo en el costado derecho que Vinicius.

Lukaku, baja

Mientras que si ‘Zizou’ elige cuatro centrocampistas para dejar al francés y al belga arriba, formaría con el cuarteto formado por Casemiro, el entonado Valverde, Modric y Kroos para pelear con el trabajo que realizan Vidal, Brozovic y el talentoso Barella. Atrás, Lucas Vázquez entrenó con el grupo y entró en la convocatoria por lo que se perfila como alivio a los problemas en el lateral derecho, pero si no jugase, el elegido sería Mendy.

El Real Madrid deberá recuperar la solidez atrás después de no haber sido capaz de no encajar en sus últimos cinco partidos y de haberlo hecho únicamente en tres de sus nueve partidos de esta campaña, sobre todo porque el Inter tiene peligro arriba, minimizado sin embargo para esta visita.

Antonio Conte no ha podido recuperar a tiempo a Lukaku, su mejor atacante en este inicio de campaña y que dejará solo a su habitual pareja, el argentino Lautaro Martínez, lejos, de momento, del nivel de la pasada campaña, pero que será una amenaza para el dúo Ramos-Varane, acompañado seguramente por Perisic.

A cambio, el equipo italiano tiene la buena noticia de recuperar atrás a un puntal como Skriniar para su pareja de tres centrales, a los que acompañan dos carrileros muy ofensivos, uno de ellos, un Achraf que vivirá un partido especial en un estadio que conoce muy bien y que querrá demostrar su valía ante el equipo donde se crió y que ahora ‘cojea’ en su posición.

El subcampeón de la Liga Europa también se examina porque no ha empezado excesivamente bien la temporada. Los ‘neroazzurri’ marchan sextos en la Serie A y se presentarán en el Di Stéfano con sólo un triunfo en sus últimos seis partidos.