Real Madrid-Huesca: Redención en el Di Stéfano

El Real Madrid se enfrenta mañana al Huesca con motivo de la jornada 8 de liga. Los blancos llegan a este partido en medio de un clima inestable marcado por la polémica protagonizada por Karim Benzema el otro día en Champions. El cuadro merengue busca una victoria que le sitúe, momentáneamente la noche del sábado, al menos, líder. El Huesca intentará sobreponerse a la dolorosa derrota de San Sebastián y dar la sorpresa.

Los de Zidane volvieron a dejar luces y sombras el martes en Alemania. El equipo volvió a mostrarse frágil en defensa y carente de argumentos ofensivos. El carácter, la garra y la fe tan característica de los de Chamartín en los momentos adversos salvaron los muebles y evitaron una derrota que hubiera complicado las cosas en el grupo. Pero sin duda la noticia de aquel encuentro fue la charla entre Benzema y Mendy en la que el delantero instaba al lateral a no pasársela a Vinicius. Al día siguiente en el entrenamiento Karim habló con el carioca, le pidió disculpas y el tema quedó zanjado. Ambos le restaron importancia.

Por su parte Zidane ha vuelto a quitarle hierro al asunto en la rueda de prensa de hoy. El técnico ha explicado que forma parte del juego y que tiene un componente positivo. “Está aclarado. Lo más importante es que hablen entre ellos. Se dicen muchas cosas en el campo y se queda ahí. Somos un equipo y nuestra energía la necesitamos para otras cosas. Es bueno que pasen estas cosas, eso significa que estamos vivos. Hablaron y ya está”, ha sentenciado.

Momento de hablar

El enfrentamiento de mañana servirá de redención y reivindicación a Karim Benzema. El ariete quedó tocado tras sus palabras y recriminaciones a Vinicius. No estuvo acertado y lo sabe. Tiene una buena oportunidad para demostrar su carisma y compañerismo sobre el campo. Además sus cifras goleadoras tampoco ayudan, por lo que un partido completo en ambos apartados ayudará a disipar las críticas y erigirse en pieza clave. Si Vinicius y él coinciden en el campo, cosa muy probable, el foco estará puesto sobre el francés que seguro tratará de tener algún gesto con el joven extremo si hay un gol, un pase, etc. De esta forma quedará totalmente certificada la reconciliación.

Otro hecho destacable que dejó el duelo europeo fue la vuelta de Eden Hazard a los terrenos de juego. El belga, inédito hasta aquel partido, tuvo sus primeros minutos y dejó buenas sensaciones. Está listo y mañana podría debutar en liga. Zidane cuenta con él y hoy ha destacado la importancia de su regreso. El que parece que ha encontrado su sitio en el equipo es Lucas Vázquez. El gallego se ha reinventado y ha recuperado su mejor nivel en el lateral derecho ante la ausencia de Carvajal. Su entrenador está contento con el rendimiento que está dando y mañana podría volver a apostar por él.

Hazard en un entrenamiento de esta semana. Vía: Real Madrid

El Huesca sigue sin ganar en esta liga. El cuadro oscense llegaba a Anoeta tras cuatro empates consecutivos y sin perder a domicilio. Tras salir goleado del feudo realista visita el Di Stefano con la necesidad de puntuar. Los de Michel están jugando un buen fútbol pero no lo concretan en victorias.

Será un partido especial para Pedro Mosquera. El centrocampista, formado en las categorías inferiores del Madrid, con el que debutó en primera división, es uno de los baluartes de los aragoneses. A pesar de los discretos resultados el jugador tiene claro que el equipo va por el buen camino. “Nosotros hemos hecho buenos partidos, a pesar de los puntos que llevamos. Vamos a ir de menos a más y esperemos que este fin de semana puntuemos de tres en tres”, explicaba en Radio Marca. Cuestionado sobre su paso por La Fábrica, Mosquera agradeció todo lo que aprendió aquellos años. “El Real Madrid me ha enseñado muchos valores y he pasado una gran época allí. Conozco bien Valdebebas, espero que nos sirva para hacer un buen partido allí”, indicaba.