España Femenino

Garbajosa espera que llegue a su fin el conflicto entre FIBA y Euroliga

El presidente de la Federación Española de Baloncesto (FEB), Jorge Garbajosa, se mostró optimista sobre el final en algún momento del conflicto entre la FIBA y la Euroliga, pero admitió que la organización que dirige Jordi Bertomeu se centra en “crecer individualmente” y no con el resto del deporte de la canasta.

“Espero que se firme la paz entre FIBA y Euroliga. Tiene que pasar porque es hacerle daño al baloncesto, pero es verdad que estamos todos unidos y sólo falta uno. Es difícil cuando quieres crecer globalmente y alguien individualmente”, apuntó Garbajosa en alusión a la organizadora de la Euroliga y la EuroCup.

El dirigente fue algo crítico con el actual funcionamiento de las competiciones europeas con la situación del coronavirus porque “viajar al exterior hace que el riesgo se multiplique por diez”. “El formato ‘burbuja’ sería el más sensato, si pretendes hacer lo mismo en esta situación es algo que no me gusta nada”, admitió.

Además, aprovechó la ocasión para elogiar a las ligas nacionales por tener “una altura de miras excepcional”, entre ellas la ACB. “Ha sido un verano muy intenso, pero al final está sabiendo gestionar de una manera modélica una liga de 19 equipos”, aseguró.

Por otro lado, sobre su mandato en la FEB, indicó que su “mayor orgullo” es que el organismo “es creíble, respetado, serio y leal”. “La ‘cagamos’ mucho, pero también acertamos mucho. El reto es que en el 2023, que es nuestro centenario, el baloncesto sea más grande”, comentó.

“No me gusta estar por estar y lo de volver a presentarme me lo pensé mucho, pero lo decidí en cuanto noté que a la gente le gustaba el proyecto”, detalló Garbajosa. “Me gustaría que se me recordara como alguien que vive por el baloncesto. Tengo suerte, lo reconozco, habrá gente que trabaje más que yo, pero trabajo mucho”, confesó.

“Lo peor de mandar es la soledad. Me gusta compartir las decisiones y escuchar, pero al final decides tú y ahora no sabes lo que va a pasar por la inestabilidad que hay y las consecuencias son tuyas”, sentenció el exjugador.

Jugadores

Garbajosa, subrayó la complicación de que Pau pueda estar en los Juegos de Tokio, “Ojalá, pero es complicado porque si la primera ola de coronavirus se hubiera quedado en eso podría haber sido beneficioso para su recuperación y ahora la situación es muy mal e incómoda para su rehabilitación”, afirmó el presidente.

El dirigente indicó que hay semanas que habla “tres veces” con el de Sant Boi y “otras” que no habla nada. “La comunicación con él es muy fácil por si quiero preguntarle algo y si él necesita algo de la FEB vamos a estar detrás porque se lo ha ganado”, apuntó.

De todos modos, “sí” le ha preguntado al catalán por los Juegos. “Varias veces, y él me ha dicho que quiere ir y que va a luchar a muerte por estar”, aseveró. “El problema es cuando pierdes el control de tu cuerpo y la de Pau es una lesión ‘pesadita’, pero está en las mejores manos y hay que esperar. Está poniendo todo de su parte, mucho más de lo que se le podría exigir o pedir”, confesó.

Garbajosa, que aclaró que no hablado con ninguno de los hermanos Gasol sobre si van a volver a jugar en Europa y en el Barça, pero que lo que hagan será “meditado y no producto de un ‘calentón'”, también recordó que tuvo “una charla clarividente” con Serge Ibaka y, también con Nikola Mirotic, que le dijo después del Mundial de 2019 al que no renunció que quería “estar” en Tokio. “A veces olvidamos que el jugador no es una máquina de jugar, jugar, jugar. Por eso agradecemos el esfuerzo que hacen cada verano”, remarcó.

En la selección femenina, la duda es si estará o no en los Juegos Marta Xargay, que anunció su retirada temporal el pasado mes de mayo por motivos personales. “Tenemos que hablar con ella porque no es una decisión deportiva sino personal y tiene que decidir ella. Nos encantaría que estuviese muchos años más porque es una de esa jugadoras del Salón de la Fama de la selección”, admitió.