Moción de censura

El Barça insiste en reclamar el penalti y Bartomeu asegura que no dimitirá

El FC Barcelona estudiará los audios arbitrales del Clásico, en concreto antes de la jugada en la que el colegiado Martínez Munuera señaló penalti a favor del Real Madrid, por si pueden “defender los intereses” blaugranas.

“Me han informado de que hay unos audios del linier. Vamos a estudiarlo, lo miraremos”, comentó el presidente, Josep Maria Bartomeu, en rueda de prensa en alusión a un supuesto audio en el que el asistente indicaba a Martínez Munuera que había falta previa de Sergio Ramos a Lenglet en la acción del penalti.

“Hay un árbitro que decide, y tras ver la pantalla, decidió. Nada que decir. Pero sí vamos a analizarlo, porque si se puede hacer algo para defender los intereses del Barça, lo haremos”, añadió Bartomeu.

Sí tiene claro el FC Barcelona que pedirá a la RFEF que se regule el uso del VAR. “En el último partido tuvimos otro ejemplo de ese criterio que venimos solicitando que cambie. Es incomprensible que de un partido a otro se interprete de una manera distinta. Seguimos pensando que el penalti era inexistente y cambió el signo del partido”, denunció el presidente.

“La Junta Directiva quiere reiterar su confianza en el VAR como herramienta tecnológica para ayudar a la tarea arbitral pero, al mismo tiempo, su más absoluto desacuerdo en relación con los criterios de aplicación y de interpretación que se han utilizado en estos últimos meses”, señaló poco antes el portavoz del club, Josep Vives.

Y es que la Junta blaugrana considera que, ante situaciones de juego “idénticas o muy parecidas”, el VAR no se ha aplicado con los criterios de “ética y equidad indispensables”, lo que ha supuesto un “perjuicio grave para el FC Barcelona y beneficio de sus rivales más directos”.

Por ello, el FC Barcelona insta a la RFEF a hacer una “reflexión inmediata”, con la colaboración, si así lo estima oportuno, de los clubes integrantes de LaLiga, para unificar los criterios de interpretación y aplicación del VAR y poner fin a una situación que está “dañando la imagen y la credibilidad” de LaLiga.

No dimitirá

EL presidente del Barça mandó una carta a la Generalitat recordándoles que la media de edad de sus socios es elevada y por tanto podría suponer un problema el hacer la votación en el Camp Nou una sede única como propone el Govern. Bartomeu ha querido recordar que “siempre hemos pedido que el voto sea descentralizado para darle mayor protagonismo al socio”, por lo que la junta pidió que fuese el 18 y 19 de noviembre para poder organizarlo.

Sobre su posible dimisión en caso de que no se pueda celebrar los días 18 y 19 ha recordado que el club está a la espera de una respuesta “para hablar del tema” pero sostiene que no hay motivos para dimitir, “sería un pésimo momento” porque “no debe tomar el control una gestora ya que no tomaría decisiones que tomamos todos los días” decía el presidente.

Ante la posibilidad de ser el primer presidente expulsado del club, ha querido recordar al socio que el club, en los últimos 10 años, ganado 22 títulos, “la mejor media de la historia del club y que “solamente la última campaña fue en blanco”.

Sobre Messi

Al ser preguntado por Messi, el presidente del club catalán lo ha querido zanjar rápido y ha vuelto repetir el tema de la cláusula que tenía en el contrato “Había una fecha límite y esa fecha pasó” para más tarde dejar claro que “todos queremos es que Messi se retire en el Camp Nou”, algo que a día de hoy parece más que complicado.

La rebaja salarial

Sobre la rebaja salarial Bartomeu ha tirado de eufemismo y no lo ha querido llamar así, si no una “adecuación del salario a los ingresos del club”. No ha valorado la posibilidad de que los jugadores estén en contra de rebajar su ficha y de mantener sus expectativas salariales pero ha amenazado con problemas de sostenibilidad del club, ya que el con la pasada temporada y esta el club ha perdido bastantes ingresos procedentes de público. “No tengo duda que todo el mundo lo hará lo mejor posible para que el club sea sostenible y tenga futuro”, ha querido zanjar.

Por otro lado, la Junta Directiva blaugrana ha aprobado el presupuesto para la temporada 2020/21, que queda pendiente de validación final por parte de la próxima Asamblea de Compromisarios, con un beneficio previsto de un millón de euros.

Los ingresos de explotación serán de 828 millones de euros, 231 millones menos de los previstos para la temporada 2019/20 sin pandemia, y unos gastos de explotación de 796 millones de euros. El beneficio final sería de 1 millón de euros, con un EBITDA asociado previsto de 231 millones de euros.