Premier League

La Premier arrasa en el mercado de fichajes y es la favorita para competir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El broche final del mercado de fichajes lo ha puesto la Premier League, la liga elegida este ‘verano’ por las grandes estrellas, al hacerse el Arsenal con el fichaje de Thomas Partey, el jugador del Atlético de Madrid por 50 millones de euros.

La crisis provocada por la pandemia ha dejado un mercado atípico y sin grandes fichajes de relumbrón en España, con los clubes haciendo ‘milagros’ para salvar las cuentas, las pocas estrellas que han salido al mercado han elegido la Premier como la liga en la que jugar esta temporada y los grandes futuros fichajes como Mbappé, Neymar o Messi han prolongado un año más la estancia en sus clubes a la espera de que la situación mejore.

Como si de otra época se tratase, el Chelsea F.C. ha resurgido con los ‘billetes’ del Monopoly de Abramovich para hacerse con grandes estrellas. Timo Werner, Havertz, Ziyech o Thiago Silva han aterrizado este verano en Londres. Roman Abramovich busca recuperar una plantilla afectada en las anteriores horquillas por la sanción impuesta por FIFA que le impidió fichar durante dos ventanas por incumplir dos artículos del Reglamento sobre el Estatuto y la Transferencia de Jugadores.

Van de Beek y Cavani también han recalado en la Premier, en el Manchester United, procedentes de Ajax y PSG, respectivamente. Otro de los grandes jugadores que recala en las islas es Thiago Alcántara que deja el Bayern y jugará las próximas temporadas en el Liverpool a las órdenes de Klopp.

LaLiga de “los regalos”

Barça y Real Madrid han copado el mercado de fichajes y esta vez con las ventas y cesiones como gran noticia. El club de Chamartín ha podido colocar ‘de rebajas’ a jugadores que no contaban para Zidane como James, Bale o Ceballos, todos ellos a la Premier. James, a coste cero, se reencuentra con Ancelotti en un potente Everton, líder de la Premier League, y hace un favor al Real Madrid que quería deshacerse de una ficha tan alta. Bale, en calidad de cedido, vuelve al Tottenham de Mourinho -donde también ha recalado Reguilón-, y de esta forma el Madrid se ahorra parte de su elevada ficha.

El Barça, después de la amenaza de Messi de abandonar el club de su vida, y con el fichaje de Koeman se deshace de Luis Suárez que se queda en LaLiga y vestirá de rojiblanco, haciendo soñar a los atléticos.

Italia pesca en río revuelto

Italia, por ejemplo, ha sido el destino de Pedro Rodríguez, que ha cambiado el Chelsea por la Roma -al igual que Borja Mayoral, procedente del Real Madrid-. Atentos a todos los descartes de las grandes fortunas ha estado el Inter de Milán, que en el mismo verano se ha anticipado al resto para traer a Achraf del Madrid, a Arturo Vidal del Barça y ejecutar la compra definitiva de Alexis Sánchez desde el Manchester United.

Antes incluso del cierre de la pasada temporada aceleró la Juventus de Turín para convencer a Arthur Melo para dejar Barcelona. Los cantos de la ‘Vecchia Signora’ sedujeron al brasileño hasta el punto de ponerse en rebelión en sus últimas fechas como culé. También conquistaron nuevamente a un ex como Álvaro Morata, loco por volver al lugar donde despuntó a nivel continental.

Los movimientos en cadena en el campeón del Scudetto terminaron sacando del vestuario a Gonzalo Higuaín, que ha puesto rumbo a la MLS para enrolarse en las filas del Inter Miami FC.

Francia de las que más gasta

Según la web especializada en valores de mercado, Transfermarkt, la Serie A, es la segunda liga europea que más dinero ha movido en esta ventana de fichajes con un balance en negativo de 50 millones de euros, ha fichado por valor de 758 millones y vendido por 707 -Juve e Inter copan las mayores transacciones-, muy lejos de la Premier que cierra un mercado de gastos de más de 1.000 millones y con un ingreso de 473 millones -con Chelsea y City como los que más gastan-. Francia se coloca como la tercera liga con más gasto al haber comprado jugadores por 433 millones de euros y venderlos por 376 millones, otra liga más en déficit que pierde dinero.

Para encontrar una liga que haya hecho los deberes no hay que irse muy lejos y es que España, LaLiga Santander, ha podido cerrar el balance con superávit al gastar 411 millones e ingresar 494. Mucho tiene que ver las ventas de Atlético o Barça.

La última liga de las grandes, la Bundesliga cierra un balance positivo con beneficio de 1,7 millones de euros con Bayern y Borussia, los dos grandes clubes alemanes copando las ventas y fichajes de toda Alemania.